Inicio»Local»Proyecto arqueológico obtendrá reconocimiento

Proyecto arqueológico obtendrá reconocimiento

0
Compartidos
Google+

Los investigadores James C. Chatters y Pilar Luna Erreguerena, dieron a conocer  que actualmente  se lleva a cabo la reconstrucción del rostro del esqueleto de “Naia”, el más antiguo de América, y que forma parte del proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, el cual recibirá el Premio Descubrimiento en Campo (Field Discovery Award).

Como parte del Cuarto Congreso Internacional “El Patrimonio Cultural y las Nuevas Tecnologías”, la arqueóloga y directora del Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, Tulum, Quintana Roo, Luna Erreguerena, en compañía del investigador principal, el doctor Chatters, presentaron los avances de la iniciativa que comenzó en el 2011.

En la sala audiovisual “Justo Sierra Méndez”, Chatters recordó que el nombre de uno de los proyectos más importantes que realiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), mediante la Subdirección de Arqueología Subacuática, es en relación al descubrimiento de una inmensa oquedad durante la exploración de una cueva inundada en plena selva de Tulum, con la ayuda de los espeleobuzos Franco Attolini, Alejandro Álvarez y Alberto Nava.

En el profundo cenote, en una inmensa cámara colapsada en forma de campana cuyas medidas son 60 metros de diámetro y de 28 a 48 metros de profundidad, se encontró lo que se puede considerarse la mezcla entre humanos y la megafauna del periodo Pleistoceno Tardío, pues antes de emprender el proyecto, en el 2007 se halló un esqueleto humano femenino al cual se le nombró “Naia”.

Con la ponencia “Confrontamos los retos técnicos de la investigación bioarqueólogica y paleontológica en un medio ambiente subacuático obscuro y profundo”, expuso que los estudios determinaron que hasta el momento es el más completo y antiguo encontrado en América.

En los laboratorios en las universidades de Stanford y Pennsylvania, se fecharon que la antigüedad era de 10 mil 970 a 10 mil 985 años, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue de 12 mil 800 años.

La investigación confirmó que la edad de “Naia” es de 12 mil años, y que al morir contaba con entre 15 a 17 años, en la Península de Yucatán, y registraba muchas caries; en el Hospital General de Especialidades de Campeche, se detectó evidencia de trauma y una fractura en el radio izquierdo.

Los esfuerzos se centran en la recuperación e identificación de especies, ADN antiguo, bioarqueología humana, fechamiento radiométrico, análisis de isotopos reales, así como paleohidrología, paleoecología y paleoclimatología.

Los anteriores contribuyeron a que actualmente se esté llevando a cabo la reconstrucción de su rostro con los 78 huesos recolectados que representan 98 elementos del cuerpo humano, solamente los pies no están bien representados.

Entre los restos de esqueletos de animales, se descubrieron al menos 13 especies, entre ellas cinco extintas.

Noticia anterior

Acercan programas asistenciales a Chiná

Siguiente noticia

Respalda la Sedesyh proyectos productivos