Inicio»Local»Compran restauranteros en negocios que facturan

Compran restauranteros en negocios que facturan

0
Compartidos
Google+

Por cuestiones fiscales, la mayoría de los propietarios de restaurantes del municipio de Campeche tiene que comprar sus productos marinos en establecimientos que facturen, aseguró el presidente de Campeche Unido para el Desarrollo Integral Restaurantero (Cudir), Abraham Cervera Ganzo, aunque admitió que “habrá quien sí compre sin que verifiquen la legal procedencia”.

Luego de la polémica generada por las declaraciones del presidente de la Cámara Nacional de las Industrias Pesquera y Acuícola (Canainpesca), Francisco Márquez Zapata, de que los propietarios de restaurantes, hoteles y coctelerías compran pulpo y camarón capturados de forma ilícita, Cervera Ganzo admitió que algunos no tienen la costumbre de verificar la legal procedencia de lo que compran, “pero no quiere decir que todos los restaurantes lo hagan”.

El también propietario de restaurantes y empresario pesquero secundó el llamado a las autoridades a que no sólo se actúe contra los pescadores que depredan, sino también contra los que compran el producto ilegal.

Coincidió en que los restauranteros y comercializadores de productos marinos preparados tienen que adquirir con guías, inventarios de las bodegas y facturas de compra y venta, pero también es cierto que mucho del producto que se consume aquí no es campechano, o es de granja.

“Esta situación se da por la escasez del producto, incluso se presenta con el pulpo y propicia que los precios se eleven. El empresario restaurantero busca alternativas más económicas, compra camarón chino o de granja proveniente del Pacífico, que llega legalmente amparado”.

Los propietarios de cada restaurante —prosiguió Cervera Ganzo—, deberán responder por lo que consumen y adquieren. “Como organización, el llamado es siempre a observar la ley, pero no dudo que, como dice el presidente de la Canainpesca, haya gente que le compra a los huateros”.

Recordó que la Conapesca es el organismo que tiene las facultades para verificar las bodegas donde es almacenado el producto. “Si tienen dudas, que acudan, de mi parte las puertas de la bodega y de los restaurantes están abiertas para verificar que lo que se comercializa es de legal procedencia”.

Noticia anterior

Complicado panorama por aumentos: Albarrán

Siguiente noticia

Debe interés superior de la niñez prevalecer ante todo