Inicio»Local»Playa inclusiva ayuda a salud física y mental

Playa inclusiva ayuda a salud física y mental

2
Compartidos
Google+

Proyectan instalar otra en Carmen; beneficia a más de 53 mil

 

Campeche tiene la primera playa inclusiva en el Golfo de México en beneficio de unas 53 mil personas con alguna discapacidad que radican en la entidad, lo que contribuirá no sólo a integrarlos socialmente, sino a mejorar su salud física y mental, junto a sus familias, coincidieron especialistas.

Psicólogos, psiquiatras y fisioterapistas coincidieron en que algunos discapacitados, generalmente enfrentan depresión por sentimientos encontrados, al sentirse marginados y recibir poca atención. Con frecuencia tienen trastornos de personalidad y de ansiedad.

Al tener un espacio de convivencia, como la  playa inclusiva, se mejorará su ánimo, al  impulsarse el respeto y dejar a un lado críticas, con lo que disminuirán las cifras de trastornos emocionales y conductas, sostuvo el psiquíatra Gilberto César García Salazar.

Convivir con amigos, familiares y otras personas contribuirá en las relaciones interpersonales. También los ayudará físicamente, expuso el fisioterapeuta Luis José Uc Pedraza. Tener algunas limitaciones, sea para caminar, ver,  o escuchar, no impide que no puedan tener los mismos derechos de esparcimiento.

Es un espacio excelente de bioadaptación, libre de barreras arquitectónicas. Al ser el agua base de terapia,  permitirá mejor movilidad, como indica la Ley de Arquímedes o la Ley de Flotabilidad. El vital líquido tiende a disminuir el peso de  las personas  y  alivia dolores en rodillas, espalda, cadera  y cuello, añadió.

Además, arena  y oleaje servirán para ejercicios de resistencia. Por eso la playa inclusiva es ideal para fines terapéuticos y estimulación temprana en niños con  problema psicomotor —daños o anomalías significativas en el sistema nervioso central—, pero hay que considerar a personal capacitado para evitar lesiones en aquellos con discapacidad motriz o adultos mayores. No es lo mismo trabajar en una alberca que en una playa, explicó.

El especialista en psicología clínica con maestría en organización, Elías Gabriel Pérez Canto, expuso que una playa en la que convivan personas con y sin  discapacidad, desde el aspecto psicológico tiene importantes aspectos. Bienestar psicológico, que de repente parece lejano. Otro está relacionado con desaparecer la cadencia, el pensamiento de pobreza, por considerar no tener acceso o facilidad a un servicio para estar inserto en alguna actividad.

Contar con un lugar de tal forma empoderará la autoestima. Que una persona pueda llegar a la playa, nadar o sentir el agua y la arena y estar en contacto con los demás y el medio ambiente, implicaría una meta.

Los especialistas coincidieron que la playa inclusiva es sólo parte de los espacios para discapacitados. Ahora falta  impulsar acciones más sólidas para trabajar en el pensamiento de personas sin alguna dificultad, a que se conduzcan con respeto y permitan acceder y participar más en la sociedad.

 

ELIMINAR SOBREPROTECCIÓN

Es fundamental abandonar la sobreprotección a los discapacitados. Quien tenga la custodia no debe sentir vergüenza de un familiar con alguna complicación. Tal actitud lesiona, lastima y le falta el respeto a la libertad que tienen de ser incluidos. Hay que  impulsar los valores, expresó García Salazar.

Igual prestar atención en más y mejores modificaciones a la infraestructura de parques, escuelas, centros comerciales, estacionamientos, mercados, malecón, iglesias, cines, bibliotecas y restaurantes, incluyendo los denominados antros.

Una playa inclusiva permite experimentar algo nuevo, mejorar no sólo la salud, sino cambiar de  pensamiento, para que sean más creativos y fortalezcan sus habilidades.

Es necesario impulsar una cultura de aprender a convivir y no verlos como personas raras. Hay que sumarse a las políticas públicas integradoras, sin importar edad, sexo o condiciones físicas. La discapacidad puede presentarse en cualquier momento de la vida.

Antes de un proyecto, las autoridades deben preguntarse ¿qué hacen para la recreación de las personas menos favorecidas, con discapacidad y vulnerables? ¿Cuáles son sus sueños o metas?, sugirió Pérez Canto.

 

OTRA EN EL CARMEN

La directora de Atención Social y Discapacidad del DIF Estatal, Magaly Medina Farfán, informó que se busca aperturar otra playa inclusiva en Carmen, para que  Campeche  sea el único Estado en la Península de Yucatán con dos.

También proyectan que el Instituto Estatal de Transporte (IET) establezca una ruta, para que uno de los camiones adaptados llegue al balneario, y a los transportistas darles talleres de Lenguaje de Señas Mexicanas  (LSM) y de Braille, pues al menos una persona debe conocer esas formas de comunicación.

Jugar con el mar  permite sobre todo a los autistas experimentar. Algunos no tienen contacto con el agua, porque los altera. Trabajar con ellos en la playa, los incluirá socialmente y dejarán atrás el temor.

Noticia anterior

Lesionan a conductora durante choque en CH

Siguiente noticia

Herido al chocar camioneta a Corsa