Inicio»Local»Hay déficit de sangre

Hay déficit de sangre

0
Compartidos
Google+

Al informar que el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea (CETS) distribuye anualmente alrededor de 25 mil hemocomponentes a toda la red hospitalaria pública y privada, su directora Virginia Hernández Peña, reconoció que no es suficiente y se requieren de más donadores de sangre de manera altruista.

Comentó que el CETS apoya a la Secretaría de Salud (SSA), al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), aunque estos dos últimos tengan su propio banco de sangre.

Los bancos de sangre pueden optimizar la materia prima, separándola en tres elementos importantes, el paquete globular –el elementos que más se trasfunde–que son las células rojas y transportan el oxígeno en todo el organismo.

Otro elemento que da la consistencia líquida a la sangre es el plasma que contiene varias proteínas para coagular la sangre, mientras un elemento vital son las células de las plaquetas.

Específicamente cada año, de las 10 mil personas que tras un estudio de laboratorio sí pueden donar, es posible obtener alrededor de 25 mil hemocomponentes, pero no es suficiente. Por tal motivo se intensifican los programas de donación familiar o de reposición, es decir, se solicita a quienes serán operados dentro de un mes reponer con al menos una donación de sangre, invitando a un amigo o familiar.

Sin embargo, más allá, “parte de los propósitos del CETS es impulsar la donación altruista, pues como se recordará, por cada medio litro de sangre pueden salvarse tres vidas, sobre todo que en el mundo cada tres segundos alguien necesita una transfusión. De ahí la importancia de ayudar a alguien más a seguir viviendo”, dijo.

Recordó que este 2018 la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemoró el Día Mundial del Donante de Sangre con el lema “Date a los demás. Dona sangre. Comparte vida”, para agradecer a los donantes voluntarios no remunerados y concienciar de la necesidad de hacer donaciones regulares para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y sus productos.

Según la OMS “la sangre es un recurso importante en todos los tratamientos programados y en las intervenciones urgentes, permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales y llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos”.

Noticia anterior

La ocupación es regular: ruleteros

Siguiente noticia

Estudiantes del IC cautivan con Temporada de Arte 2018