Inicio»Local»Hay más mototortilleros, no por culpa de Profeco

Hay más mototortilleros, no por culpa de Profeco

0
Compartidos
Google+

La proliferación de los llamados mototortilleros no es responsabilidad de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), sino de los molineros, ya que ellos mismos son quienes les venden el producto, señaló el encargado de despacho de la dependencia en Campeche, Pedro Rodríguez de la Gala Herrera.

Entrevistado en torno a las quejas por la falta de vigilancia hacia los motorrepartidores de empresarios como el presidente de la Cámara de la Industria de la Masa y la Tortilla, Javier González Baqueiro, el funcionario federal afirmó que el personal de la Profeco se mantiene vigilante en el tema.

Incluso reveló que los operativos de verificación y vigilancia se reactivarán en los próximos días, para lo cual ya sostienen pláticas con el Ayuntamiento de Campeche para su desarrollo.

También confirmó que dichos operativos se llevarán a cabo en cuatro municipios, no sólo por el tema de los mototortilleros, sino para verificar que las empresas tengan exhibidos sus precios al público, y no se cometan abusos en contra de los consumidores campechanos.

Rodríguez de la Gala Herrera afirmó que la cantidad de repartidores de tortilla en moto no se ha salido de control, pero insistió en que no es responsabilidad de la Profeco, sino de los mismos industriales que fomentan esta actividad al venderles el producto que luego distribuyen a domicilio.

Y aunque comentó que trabajan en coordinación con la Comuna para hacer frente a este problema, llamó a los empresarios a compartir la responsabilidad.

 

SALDO BLANCO

En tema aparte, informó que el operativo de la Profeco con motivo de las ventas por el Día del Padre, no reportó quejas al terminar con saldo blanco, y agregó que ya iniciaron pláticas con proveedores para llevar a cabo Feria de Regreso a Clases 2018.

Y detalló que durante las celebraciones en honor a los jefes del hogar no hubo quejas ni sanciones al sector comercial, pues respetaron las Normas Oficiales Mexicanas (NOM), lo que significa que hay una mejor cultura para cumplir con las reglamentaciones, lo que finalmente favorece al consumidor.

Noticia anterior

Grave tras derrapar

Siguiente noticia

Inspecciona Stpscam cursos de autoempleo