Inicio»Local»Hay que anunciar a Dios sin miedo

Hay que anunciar a Dios sin miedo

0
Compartidos
Google+

Para hablar de la palabra de Dios hay que demostrar valor y no cobardía. No seamos como los 10 espías, sino como Josué y Caleb, que fervientemente confiaron en Jehová para llegar a la tierra prometida, pidieron ayer los predicadores durante la asamblea de los Testigos de Jehová, que reunió a más de dos mil creyentes.

En el Centro Internacional de Exposiciones y Convenciones “Campeche XXI” continuaron los consejos bíblicos y ejemplos del pasado y del presente para estimular a estudiantes de la Biblia, jóvenes, publicadores, esposos y esposas,  padres, precursores, ancianos de congregación y hermanos mayores.

Los discursantes llamaron a ser valientes para enfrentarse a las diferentes circunstancias de la vida, demostrando valor para hablar sin temor, tal como se indica en Filipenses 1.14. Hay que animarse a anunciar el mensaje, sin miedo y con más confianza en el Señor, y seguir de frente sirviendo a Jehová Dios, sin importar las críticas.

También se sugirió no ser como los cobardes, sino como los valientes, en no ser como los habitantes de Meroz, sino como Joel, que acudió al socorro de Jehová, según el libro de Jueces, en su capítulo 23. Hay que ser como Micaya y no como los falsos profetas. No seamos como el joven gobernante rico, sino como Pablo, según Marcos 10:21.

En la sesión de la tarde, mediante otra serie de discursos titulado “Aprendamos a ser valientes observando la creación” a través de la multimedia, se animó a ser valientes en ejemplos del mundo animal: el león, el caballo, la mangosta, el colibrí y el elefante.

Dios ha dado un mecanismo al ser humano, la fuerza espiritual, según el capítulo 91 del 3 de Salmos, que señala que librará de las pestes que causan adversidades, y una protección es la oración.

Para los siervos, entre las cosas valiosas destacan la amistad con Jehová y la esperanza. Dos cosas muy valoradas en la vida que agradan a Satanás, y por eso trata de atemorizar.

Hay que defender nuestro conocimiento como lo hace el colibrí, que está entre las aves más pequeñas del mundo, pero cuanto más pequeño más bate las alas, defiende las fuentes de néctar en caso de verse en peligro y así hacen las hembras con sus nidos.

El libro de Pedro, capítulo tres versículo 15, menciona que debemos estar siempre listos, y para lograrlo hay que tener preparada la mente. Por eso es mejor aplicar los principios bíblicos y mostrar la actitud correcta, con genio apacible y profundo respeto, porque el aguante como cristiano no depende de la defensa personal.

Luego fue presentada otra serie de discursos: “Cómo demuestran valor nuestros hermanos de África, Asia, Europa, Norteamérica, Oceanía y Sudamérica”, y para finalizar presentaron el tema “Sea valiente, pero no confíe sólo en usted mismo”, como indican los pasajes de Isaías 25.9, Jeremías 17:5 y Juan 5:19, y en Proverbios 3:5: “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia, reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas”.

Fue la última conferencia de la tarde, con la que concluyó la jornada.

Noticia anterior

“Balbuceo o enseñanza”

Siguiente noticia

Solicitan Cruz Roja, pero pocos apoyan