Inicio»Local»Decomisan madera y cierran 2 aserraderos

Decomisan madera y cierran 2 aserraderos

0
Compartidos
Google+

Personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 57.452 metros cúbicos de madera aserrada de las especies granadillo (Platymiscumyucatanumi) y cedro (Cedrelaodorata) y dos camiones donde lo transportaban, debido a que los conductores no acreditaron la legal procedencia del producto en los municipios de Champotón y Candelaria.

En el primer caso se levantó acta de inspección al conductor del vehículo marca Kenworth, modelo 1999, placas 694WB7, que trasladaba  96 piezas  de madera granadillo (Platymiscumyucatanumi),  con volumen de 29 metros cúbicos aserrados, sin que exhibiera la documentación para acreditar su legal procedencia.

En vigilancia en el entronque de la carretera Xbacab-Pixoyal, municipio de Champotón, se detuvo al tracto camión con remolque de caja seca, que transportaba 28.452 metros cúbicos de madera de cedro, especie enlistada dentro de la NOM-059-Semarnat-2010, en categoría de Protección especial.

El transportista presentó documentación en blanco, lo que constituye irregularidad, que ameritó el aseguramiento precautorio del producto y el vehículo. Asimismo, inspectores de esta Procuraduría suspendieron precautoriamente las actividades de dos centros de almacenamiento y transformación de materias primas forestales que operaban de manera irregular en Candelaria.

En ambos casos no se detectaron indicios del manejo de producto forestal maderable en sus patios, no presentaron bitácoras de entrada y salida de madera, y fueron omisos a los citatorios de la Profepa para estar presentes en el acto de inspección.

En la visita de inspección al aserradero del ejido José López Portillo-Miguel de la Madrid, conocido también como “El Pañuelo”, Candelaria, el único empleado presente no exhibió ninguna documentación forestal, ni libro de entradas y salidas de producto maderable.

Posteriormente se inspeccionó otro aserradero en la carretera estatal La Paz-El Mirador, en ese mismo municipio, donde no se cuenta con producto forestal maderable, ni indicios de ello. De ambos centros inspeccionados se tiene registro que fueron dados de alta ante la Semarnat, aunque no exhibieron los documentos. Los propietarios ignoraron los citatorios de la Profepa para estar en la inspección.

Ante las irregularidades se giró oficio a la Gendarmería-División Ambiental, para que tengan conocimiento que no cuentan con documentación alguna que ampare la legal procedencia de materia prima forestal maderable.

Los inspeccionados podrán hacerse acreedores a una multa por el equivalente de 100 a 20 mil Unidades de Medida y Actualización, de acuerdo con el artículo 157, fracción II, de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, en caso de no presentar la documentación necesaria para acreditar la legal procedencia de materias primas forestales y la autorización de funcionamiento.

Noticia anterior

Tierra y Libertad, 20 años en el olvido

Siguiente noticia

Desorden en Sepesca, denuncian pescadores