Inicio»Local»“Plan B” para enfrentar la falta de lluvias

“Plan B” para enfrentar la falta de lluvias

0
Compartidos
Google+

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Social, Pesca y Alimentación (Sagarpa) tiene un “plan B” para enfrentar a la canícula, y en caso de que no llueva, a partir del 1 de agosto otorgarán insumos a través del programa VIDA para la siembra de otros cultivos, como sorgo, que soportan condiciones climatológicas adversas más que el maíz.

El delegado Pedro Armentía López explicó que además 120 mil hectáreas cuentan con seguro catastrófico en caso de siniestro, por lo que los campesinos no están desamparados.

Por el momento, detalló, la sequía y los efectos de la canícula presentan escenario de incertidumbre para la producción en el campo, donde se tiene reporte de la pérdida de mil 500 hectáreas de chigua por falta de lluvias, y está en riesgo el maíz.

Por ello, si hasta el 31 de este mes no se registran lluvias que garanticen buena plantación y cosecha, pondrán en marcha el “plan B”. Desde hace varios días dejó de llover en el Estado, y se trabaja conjuntamente con la Secretaría de Desarrollo Rural (SDR) para estar atentos a los avisos de siniestro de los productores, para que les cubran el seguro catastrófico.

A través de convenio con la SDR se invirtieron 21 millones de pesos con las aseguradoras, para proteger 120 mil hectáreas en el Estado, que contempla hasta tres hectáreas, para que reciban mil 500 pesos por productor.  Este año se buscó garantizar mayor claridad con los campesinos, para que realizaran el contrato y valoraran el seguro comercial, que cubre hasta 10 mil pesos por hectárea siniestrada.

Tenabo, Pomuch, Katab y El Poste han dado aviso de siniestro a la SDR, que notificará a las aseguradoras para que hagan trabajo de campo y dictaminen. Una vez que se compruebe la afectación en el 60 por ciento de la superficie, se paga el seguro.

A los productores que aún no han sembrado, Armentía López les pidió “que se aguanten” hasta esperar unas buenas lluvias, ya que lo recomendable es buscar otras alternativas, como el plan B, que es sembrar soya con apoyos del programa VIDA (Visión para el Desarrollo Agroalimentario de México).

Noticia anterior

Esperan repunte de ventas

Siguiente noticia

Portada