Inicio»Local»Terapias equivocadas agravan las adicciones

Terapias equivocadas agravan las adicciones

0
Compartidos
Google+

La aplicación de metodologías o procesos terapéuticos equivocados en los centros de rehabilitación de adicciones, propicia que los resultados sean contraproducentes y que la totalidad de los casos atendidos recaigan con más fuerza en sus vicios, advirtió el director del Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECA), Gilberto César García Salazar.

Cada centro rehabilitador —agregó—, tiene su metodología, algunos apegados a un proceso profesional y otros a una corriente filosófica o religiosa. Pueden ser católicos, cristianos o de ayuda mutua.

“El nombre del lugar puede indicar la corriente terapéutica que utilizan, y esto no quiere decir que sea clandestino, sino que simplemente rigen sus propios principios”.

García Salazar cuestionó las metodologías y explicó que “en ocasiones es necesario que una persona con alguna adicción esté aislada, fuera del ambiente donde tenía fácil acceso a la sustancia, y si bien es cierto que cuando lo internan deben respetar los reglamentos del lugar pero no puede permanecer sin su consentimiento, si alguien no está en sus cabales se requiere la autorización de los familiares”.

El ingreso voluntario requiere solicitud por escrita del usuario, haciendo constar el motivo, y en caso de ser menor de edad se requiere de la petición también por escrito de los padres, representante legal o tutor.

El involuntario se presenta cuando el usuario necesita atención urgente o representa un peligro grave e inmediato para sí mismo o para los demás. Requiere la indicación de un médico y la solicitud de un familiar responsable, tutor o representante legal, ambas por escrito. Todo internamiento involuntario deberá ser notificado al Ministerio Público en un plazo no mayor de 24 horas posteriores a la admisión.

Un tratamiento profesional conlleva dentro de los procesos terapéuticos de diversas patologías o trastornos, la psicoterapia y terapia médica. Se basa en un programa integral donde se les enseña habilidades, acciones para mejorar las expectativas de vida, hábitos saludables desde una mejor alimentación, ejercicio y estrategias para mejorar las  relaciones interpersonales.

Sobre el uso de farmacéuticos para una recuperación, García Salazar dijo que depende de la fase, y se recomienda cuando hay ansiedad por dejar de consumir algunas sustancias adictivas debido a que presenta descargas cerebrales. Una vez que acabe la fase de desintoxicación se pasa a la psicoterapia.

Acerca de cuánto tiempo requiere una persona para su recuperación, expuso que es flexible, pues dependerá del grupo de sustancia a la que sea adicta, aunque el lapso promedio es de tres a nueve meses.

Entre el 80 a 85 por ciento de las personas que acuden a lugares profesionales pueden tener alguna recaída en las adicciones, pero el porcentaje suele duplicarse por aquellos egresados de un lugar con nulo programa especializado que suele regirse por estrategias complementarias.

Noticia anterior

Finaliza Curso Recreativo 2018

Siguiente noticia

Ya repartió la Seduc un millón de libros