Inicio»Local»Periférico es seguro

Periférico es seguro

0
Compartidos
Google+

El desprendimiento del parapeto del Periférico Pablo García y Montilla no compromete la funcionalidad ni la seguridad de esa vía federal, porque su carpeta asfáltica está en perfecto estado, aseguró Eliasib Polanco Saldívar, director local de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), al informar que las reparaciones concluirían la próxima semana.

Como peritaje preliminar, precisó, se tiene que por el exceso de precipitación pluvial, el drenaje de la estructura fue insuficiente, y provocó la acumulación de agua, lo que ocasionó reblandecimiento y la caída de 20 metros del parapeto.

El colapso del parapeto, refirió, tumbó una luminaria. Una de las que se ven a la vera de la carretera la quitó personal de la SCT, la otra fue desinstalada con grúa  y ayuda de Protección Civil. En sí se pondrán dos nuevas.

Por seguridad, indicó, se decidió desprender 15 metros de parapeto más en ambos lados, para evitar que se desprendiera otra porción. En total son 50 metros de esta estructura, que atiende acciones de conservación rutinaria de puentes. Significó la importancia del parapeto, porque sirve de talud de protección para la carpeta, la cual está en perfectas condiciones.

Lo que haremos es construir alcantarillas más profundas y limpiarlas, para que el agua no vuelva a hacer estragos en ese tramo”, añadió el funcionario federal, que aseguró que estará atento a los trabajos que se realizan, para que no se produzca ningún incidente que pueda poner en riesgo la integridad de quienes circulan por esa vía.

Puedo afirmar que no hay riesgo de que algo mayor suceda, porque la parte afectada es área con baja presión, pues es en parapetos altos, en distribuidores viales de mayor altura, donde más presión del agua se tiene. Y ese no es el caso en lo que refiere al distribuidor vial de Chiná.

Informó que la SCT tiene como garantía un seguro que cubrirá el gasto que genere la reparación. Hay una empresa contratada, que desde la madrugada de ayer revisa todos y cada uno de los parapetos del libramiento, para determinar si existe alguna zona de riesgo, para emprender su reparación.

La obra la hizo el Grupo Ingeniería Arquitectura y Asociados (GIA) en 2013, que brindó una fianza de vicios ocultos, que expiró en 2014. Después estuvo la Empresa de Conservación Rutinaria, a la que se le renovó varios años el contrato.  En 2018 es la Constructora Sangor, S.A. de C.V., la que reparara el parapeto dañado, a la altura de la desviación a Edzná, en el kilómetro 13+300.

El funcionario federal indicó que esperan que concluyan las reparaciones a más tardar la próxima semana. La obligación de la empresa contratada es que la conservación de la carretera esté en óptimas condiciones. Es su obligación y se le ha señalado lo ocurrido.

En el lugar, TRIBUNA constató que personal de esa empresa comenzó a construir las 25 plaquetas, de una tonelada de peso cada una, que se vinieron abajo. Sirve de protección para las laterales, además de la limpieza de alcantarillas, que serán agrandadas. Descartaron riesgos.

Noticia anterior

Portada Carmen

Siguiente noticia

Ni se detienen ni posponen obras: Seplan