Inicio»Local»Invitan a católicos a vivir la santidad

Invitan a católicos a vivir la santidad

0
Compartidos
Google+

La Iglesia hace un llamado a todos los cristianos a vivir la santidad, vocación universal que Dios ofrece y nos propone vivir de manera extraordinaria los momentos ordinarios de la vida, afirmó el vocero de la Diócesis de Campeche, Gerardo Casillas González, en el marco de la celebración de “Todos los Santos”. Asimismo, exhortó a la población a honrar la memoria de sus fieles difuntos.

El presbítero manifestó que celebramos los pibipollos, los difuntos y todos los santos. Si ponemos un poco de atención, las tres festividades enunciadas tienen un elemento unitivo: la Iglesia en sus tres etapas.

Noviembre, llamado mes del pueblo de Dios, inicia con la solemnidad de todos los santos. Allí reconocemos la fuerza de Dios que hace capaz al ser humano, en su debilidad y fragilidad, de grandes cosas.

Los santos fueron hombres y mujeres, débiles y pecadores como nosotros, pero después grandiosos y generosos. Pero una vez que Dios les tocó con su gracia, fueron respondiendo a ella en un proceso largo, tenaz y ascendente.

Ser santo es vivir en humildad cada momento de la vida de manera intensa. En otras palabras, la santidad es una vocación universal que Dios ofrece a todos, pues nos propone vivir de manera extraordinaria los momentos ordinarios de la vida. La mediocridad y el egoísmo son los dos muros que no nos dejan arrojar nuestra mirada y nuestro corazón a Dios. Los santos son, pues, la Iglesia triunfante.

El 2 de noviembre fecha que se celebra a los difuntos, es aceptar que no somos eternos en la tierra. Somos peregrinos; somos pasajeros y efímeros. Dice un salmo: Enséñanos a calcular nuestros años, para que adquiramos un corazón sensato, porque nuestra vida es un soplo, un ayer que pasó, una vigilia nocturna.

El Día de los Fieles Difuntos es una fuerte tradición campechana de asistir a los cementerios y orar por nuestros seres queridos que ya partieron. El amor por ellos sigue vivo, porque sólo el amor es eterno. Ir a poner una veladora, ofrecer una oración, pedir por ellos en la santa misa es una obra de misericordia. Orar por los difuntos es hacer una obra loable de compasión.

Noticia anterior

Bajarán las temperaturas por frente frío 8: Seproci

Siguiente noticia

Acapara escultura atención de turistas