Inicio»Local»Aumentan quemaduras por el uso de pirotecnia

Aumentan quemaduras por el uso de pirotecnia

0
Compartidos
Google+

Debido a que en México durante la temporada decembrina incrementa entre un 30 y 35 por ciento las quemaduras en niños por el uso de pirotecnia, mismo que puede provocar hasta amputaciones por explosión, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Campeche exhortó a los adultos a tomar precauciones y no descuidar a los menores de edad.

El jefe de Prestaciones Médicas, Francisco Rodríguez Ruiz, informó que la falta de prevención en el uso de productos hechos a base de pólvora es motivo de ingreso por quemaduras a las salas de urgencia. Por tal motivo, sugirió a los adultos advertir a los más pequeños sobre los riesgos que conllevan.

“Un accidente por explosivos puede provocar quemaduras de por vida en la piel, incluso la pérdida de una extremidad, mano, oído y dedos, esto dependiendo si la lesión es de primer, segundo o tercer grado, los más afectados suelen ser los menores de 15 años, pero en especial los niños”, resaltó.

Según especialistas, los accidentes son cien por ciento evitables si los niños y los adultos se abstienen de utilizar dichos productos, no obstante, en caso de adquirirse, es prioritario tomar precauciones, pues como se sabe, aunque no se adquiera por cuenta propia algunos son usados por terceros durante los festejos.

Para evitar daños con consecuencias que puedan resultar lamentables, recomendó a los adultos estar al tanto de los menores y no dejarlos solos, con el fin de evitar intoxicaciones. Tampoco llevar a la boca fuegos artificiales, además de  lavarse las manos después de su uso.

De presentarse algún incidente hay que alejar inmediatamente al afectado del objeto que le causó la quemadura, no aplicar remedios caseros ni colocar grasas, pomadas, aceites, dentífricos, polvos, cremas o soluciones de ningún tipo, pues puede agravarse la lesión.

Si la ropa se prendió con el fuego hay que evitar que el afectado corra y proceder a apagar las llamas con una frazada, manta o tela gruesa, haciendo rodar al damnificado por el suelo. Lo idóneo es limpiar la parte afectada con agua limpia y fría, sin jabón para evitar infecciones y acudir de inmediato al médico para su revisión oportuna.

Cabe agregar que de acuerdo al Sistema Nacional de Protección Civil el 36 por ciento de las lesiones suelen afectar las manos, el 23 por ciento los ojos, el 22 por ciento la cabeza, cara y orejas, mientras el 19 otras partes del cuerpo.

Por ende, llamó a evitar encender un material pirotécnico que no funcionó anteriormente y no intentar fabricarlos, ni guardarlos o transportarlos en los bolsillos, pues el movimiento y la fricción puede hacerlos explotar.

Mantener cercano un extintor, encender de uno en uno los fuegos artificiales y no usar otros artículos como envases de vidrio o metal. Al encender un producto con pólvora el espectador debe estar apartado hasta cinco metros mínimo.

Noticia anterior

Ahorro de 572 millones de pesos en el Senado

Siguiente noticia

Sin decesos por influenza en la entidad, según SSA