Inicio»Local»Miles abarrotaron el Paseo de Reyes

Miles abarrotaron el Paseo de Reyes

0
Compartidos
Google+

Entre quejas de comerciantes locales por acaparamiento de foráneos en los más de mil metros de espacio, miles de campechanos participaron anoche en el Paseo de Reyes de la avenida 16 de Septiembre, compuesto por unos 700 puestos de juguetes, desde artesanales hasta electrónicos.

Más de 300 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Campeche (SSPCAM) vigilaron el derrotero, apoyados por 48 cámaras de videovigilancia.

Predominó la mala organización de la Subdirección de Mercados, a cargo de Eleazar Herrera, pues no respetaron los lugares asignados y delimitados, hasta la altura de la 51. Tampoco cumplió su promesa de privilegiar a los locatarios del mercado “Pedro Sáinz de Baranda” y a establecidos de la 53, que desde hace años participan en esta venta.

Desde las nueve de la mañana empezó el trajinar para comparar precios con los de las áreas de juguetería de los supermercados, y comprar donde fuera más barato.

“La crisis económica está pegando fuerte. No fue mejor que el año pasado. Apenas sacamos algo de lo invertido. La gente miraba y no adquiría”, señaló el profesor jubilado José Herrera, que participa desde hace cuatro años consecutivos.

Comerciantes se quejaron de abusos y prepotencia de inspectores de la Subdirección de Mercados, que hostigaban con decomisar mercancía.

En el derrotero había carritos, muñecas, bicicletas, triciclos, patinetas, peluches, juegos tradicionales, instrumentos musicales, artículos deportivos, ropa, zapatos, tenis, videojuegos, tabletas, celulares, accesorios y memorias, entre otros.

Elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP), Cuerpo de Bomberos y Protección Civil monitorearon la zona y personal de la Delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) colocó preciadores, vigiló precios y emitió recomendaciones.

Unos 240 agentes de la PEP y 80 de Vialidad desde la periferia del Centro Histórico controlaron el tráfico vehicular y disuadieron la comisión de ilícitos, apoyados con 18 cámaras del C-5 en el primer cuadro.

Hasta el cierre de esta edición el saldo era blanco. La afluencia aumentó después de las diez de la  noche, tras el cierre de supermercados y plazas comerciales.

Noticia anterior

Bajan salarios por orden presidencial

Siguiente noticia

Portada