Inicio»Local»Bajan 50% ventas en Paseo de Reyes

Bajan 50% ventas en Paseo de Reyes

0
Compartidos
Google+

Excesiva presencia de comerciantes foráneos, especialmente yucatecos, bajas ventas hasta en 50 por ciento en comparación con el año pasado, y mala organización de la Subdirección de Mercados del Ayuntamiento panista de Campeche, caracterizaron el tradicional Paseo de Reyes en su edición 2019.

Ayer, antes del mediodía, numerosos puesteros empezaron a desbaratar estructuras debido a que les “cortaron” la luz. “No hubo claridad de los organizadores para decirnos cuándo teníamos que levantar todo. Primero dijeron que a las 2 de la tarde, y luego pasaron los inspectores a decirnos que a las 12”, se quejó una comerciante que dijo tener al menos 20 años participando.

José Herrera Chi y Uvelina Gómez González, quienes participan en el Paseo desde hace más de 10 años, coincidieron en que salieron “tablas”, pues hubo menor movimiento comercial respecto al año pasado. La gente vino a mirar, pocos compraron y por eso muchos nos quedamos con buena parte de los juguetes, lo que representa pérdidas, porque son de temporada, lamentaron.

“La difícil situación económica impactó, también los supermercados, con los cuales no se puede competir en precios. Además, faltó organización al Ayuntamiento, y ojalá mejore, para que no se pierda esta tradición”.

El locatario Guillermo Yah Cahuich, quien también participa desde hace varios años, coincidió con otros comerciantes en que las ventas fueron muy bajas. “Algunos salimos tablas, pues además la Comuna incrementó el monto para permisos y el cobro de la basura. También subió el costo de la energía eléctrica y se registraron muchos cortes la noche del sábado”.

Tesorería municipal autorizó vender incluso a quien no hizo el trámite a tiempo. Prácticamente cualquier persona que llegó se instaló. Luego pasó personal de la Comuna y les cobró, hubo muchos foráneos y, tenemos que decirlo, el actual Gobierno Municipal es sólo recaudador, pues le cobra a medio mundo, lamentó.

Martha Xuffi Méndez, que desde hace años vende comida en el Paseo de Reyes, dijo que no le fue tan mal. “Las ventas comenzaron desde la tarde del viernes, y el sábado bajaron un poco por la amenaza de lluvia. Lo único malo es que los inspectores del Ayuntamiento a cada rato pasaban a checar permisos. No entendemos por qué, pues si ya estábamos instalados es porque contábamos con los permisos”.

De acuerdo con la oficina de Comunicación Social del Ayuntamiento, el Paseo de Reyes abarcó mil 378 metros lineales de la avenida 16 de Septiembre, y tuvo 378 comerciantes. Hoy dará a conocer detalles.

Noticia anterior

No todos los niños recibieron juguetes

Siguiente noticia

Portada