Inicio»Local»Provocación en el Rastro Municipal

Provocación en el Rastro Municipal

0
Compartidos
Google+

En abierta provocación a los huelguistas que se mantienen desde el pasado miércoles a las puertas del Rastro Municipal, ayer después del mediodía el introductor José López Pérez, hijo de Óscar “El Tarado” López Ruiz, sus empleados y trabajadores del matadero rompieron candados y quitaron la bandera rojinegra y las rejas metálicas, para impedir que se vuelvan a cerrar las instalaciones.

Al mismo tiempo, permanecieron cerrados los accesos al Palacio Municipal, y el dirigente Manuel Alfredo Bonilla Carrillo supervisó incluso la preparación de alimentos para apoyar a sus compañeros instalados en el

Rastro.

Como ha ocurrido en diversas direcciones municipales, cuyos titulares, con el visto bueno del alcalde Eliseo Fernández Montúfar, se llevaron de oficinas documentos oficiales y otros artículos hacia lugares desconocidos, ayer el subdirector del Rastro Municipal, José Ángel Pérez Herrera, permitió que personas ajenas quitaran dos grandes rejas, para que los introductores entraran a bordo de sus vehículos.

Por la mañana, Bonilla Carrillo confirmó que se mantuvo la huelga por quinto día consecutivo, “y, como lo hemos dicho desde el principio, estamos en la mejor disposición del diálogo, aunque esto no ha tenido eco en las autoridades del Ayuntamiento de Campeche”.

Anunció que en las próximas horas llegará el secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado y sus Municipios, Rafael Reyes Montemayor, “para apoyar nuestro movimiento”.

En la mayoría de los 14 puntos donde se mantiene la huelga, las cosas transcurrieron con relativa tranquilidad, aunque no han cesado los actos intimidatorios de las autoridades municipales contra los inconformes.

El menú preparado ayer en la esquina de la calle ocho por 63, consistió en postas de pescado frito y aguas frescas, lo que llamó la atención de un grupo de turistas polacos.

 

HIJO DEL TARADO ROMPE CANDADOS

Poco antes de las 2 de la tarde, los huelguistas documentaron la forma violenta en que empleados del introductor José López Pérez, hijo del Tarado López, rompieron candados y quitaron la bandera rojinegra, para meter al menos tres camionetas cargadas con cerdos. También, apoyados por personal del Rastro, retiraron las rejas de la entrada principal.

El sábado se presentó situación similar, pues personal del Rastro rompió un candado y con un machete cortó la bandera rojinegra. Ambas acciones de violencia quedaron grabadas en video y fotografías.

Noticia anterior

Huelga suma apoyo

Siguiente noticia

Portada Carmen