Inicio»Local»Torturaban a un bebé para ritual satánico

Torturaban a un bebé para ritual satánico

9
Compartidos
Google+

La Fiscalía General del Estado de Campeche (Fgecam) investiga la tortura a que sometieron a un bebé de menos de un año de edad, al que le clavaron nueve agujas en los talones en el año 2016 en Calkiní, como parte de un rito satánico.

Fueron aprehendidos por los hechos los abuelos paternos y el padre del infante y acusados de violencia familiar, aunque sólo la abuela, V.C.P., quedó vinculada a proceso el año pasado.

El pasado lunes 11 de febrero los magistrados de la Sala Penal, de acuerdo a lo integrado en la carpeta judicial 255/17-2018, resolvieron el recurso de apelación planteado por la defensa de V.C.P. para desechar la determinación del juez de Control.

La Sala Penal confirmó y ratificó la vinculación a proceso en contra de la abuela, porque tenía a su resguardo el infante. Se le sujetó a la medida cautelar de firmas periódicas y prohibición de acercarse a la víctima por cinco meses.

Por ello las investigaciones continuarán, para que en su caso el proceso judicial llegue al tribunal de juicio oral o a terminación anticipada. El juzgador desechó las acusaciones en contra del abuelo, extraoficialmente señalado como brujo y responsable directo de la agresión al niño, lo mismo que el papá, J.A.C.H.

El martirio del infante inició en 2016, a raíz de que le quitaron la custodia a la madre, en medio de un pleito familiar, y se la otorgaron provisionalmente a los abuelos paternos, que viven en Calkiní.

La mamá por contar con un ingreso fijo y trabajo estable, sólo cada determinado tiempo acudía a visitar a su hijo. En una de esas visitas notó que el niño no cesaba de llorar.

Pasaron al menos dos meses en que la madre veía el extraño comportamiento de su hijo, por lo que cuestionaba a su suegra. Finalmente notó que los talones los tenía hinchados y segregaban pus. Lo llevó con un médico y descubrieron que le enterraron profundamente nueve agujas, a las cuales les quebraron el ojal en los talones. La madre dio aviso a las autoridades ministeriales, para iniciar una investigación.

En noviembre del 2018 fueron detenidos los abuelos y el padre, y el Ministerio Público los presentó ante el juez de Control, que sólo vinculó a proceso a la abuela.

Al bebé lo torturaban como parte de un rito. El brujo ofrendaba su dolor y alma al mal para obtener más poder, revelaron fuentes no oficiales que tienen conocimiento de los hechos. Como secuela, el infante no puede caminar y tiene problemas para mantenerse en pie.

Noticia anterior

Retiraron banderas y ofrecen regresar a sus sitios laborales

Siguiente noticia

Proponen crear el doceavo municipio