Inicio»Local»Estudia Colpos plantas en 2 cenotes de Miguel Colorado

Estudia Colpos plantas en 2 cenotes de Miguel Colorado

4
Compartidos
Google+

Debido a la importancia adquirida entre el turismo por los cenotes ubicados en el Centro Ecoturístico “Miguel Colorado”, en el municipio de Champotón, se realiza una investigación sobre la conservación de la vegetación que circunda estos cuerpos de agua a cargo de la doctora en ciencias biológicas, Eliana Noguera Savelli, catedrática del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y adscrita al Colegio de Posgraduados (Colpos) Campeche.

La especialista ponderó que aparte de conocer el tipo de flora y las condiciones que presenta, se pretende capacitar a los ejidatarios en el conocimiento de las especies locales, y promover la restauración de áreas perturbadas con plantas nativas.

El estudio se desarrolla en plantas que circundan el cenote “Azul” y el llamado “Los Patos”, a fin de generar conocimiento sobre la composición, estructura y estado de conservación de la vegetación que circunda estos cuerpos de agua.

Noguera Savelli detalló que el ejido Miguel Colorado cuenta con una extensión aproximada de 36 mil hectáreas distribuidas en una superficie irregular de lomeríos y planicies.

De estas, cerca de 15 mil hectáreas se encuentran conservadas/protegidas (sin actividad agrícola), compuestas principalmente por selva mediana subperennifolia, y selva baja subperennifolia, por lo que este ejido representa en sí un área natural de importancia para el municipio de Champotón, y por ende, para el Estado.

Forma parte del macizo forestal aún conservado de la entidad, y en este sentido debe resaltarse el compromiso que han mantenido sus ejidatarios para proteger sus selvas, y el manejo que le han dado a las mismas, remarcó.

También recordó que desde su establecimiento en 2012 como Centro Ecoturístico “Miguel Colorado”, no se ha efectuado un estudio que permita el reconocimiento de las plantas que rodean ambos cenotes, y de su estado de conservación, lo que representa un aspecto de importancia a estudiar por las relaciones ecológicas entre la vegetación, el clima y los cuerpos de agua.

“Además, se pretende capacitar a los ejidatarios en el conocimiento de su flora local, promover la restauración de áreas perturbadas con plantas nativas para evitar lo que ha venido aconteciendo en algunos cenotes de la región habilitados para el turismo, donde ha ocurrido un cambio progresivo de la vegetación natural circundante por plantas introducidas (no nativas de la región), lo que repercute en el equilibrio del ecosistema en torno a estos cuerpos de agua”.

Noticia anterior

Captaron 14 mil donantes de sangre durante 2018

Siguiente noticia

Problemas en Samulá por falta de servicios públicos