Inicio»Local»Acusaciones infundadas, dice Salomón

Acusaciones infundadas, dice Salomón

0
Compartidos
Google+

Nunca y por ninguna circunstancia incurrí en actos deshonestos o de corrupción,  por lo que estoy dispuesto a contribuir incluso con la Comisión Legislativa que se formó para investigar los dichos que surgen en torno al Instituto Estatal del Transporte (IET), afirmó su exdirector Candelario Salomón Cruz, al destacar que cada peso que generó ese organismo a través de la ley, lo entregó a la Secretaría de Finanzas.

Categórico, señaló que las acciones que aplicó en tres años al frente del IET lo hizo con la ley en la mano, porque como abogado tiene muy clara la importancia de no incurrir en delitos o situaciones indebidas por acción u omisión. “No me preocupan los señalamientos, porque son infundados”, aseveró.

“Mi vida ha sido pública, como abogado litigante, diputado local y alcalde, así como mientras coordiné el IET, donde encabecé medidas que nos permitieron detectar y llevar al terreno legal casos que nadie debe tolerar”, continuó.

Conminó a que haya una investigación imparcial y que se llegue hasta las últimas consecuencias. Que “al personal del IET o a quien sea que haya violado la ley se le imponga la sanción que corresponda. La ley se acata sin distingo de personas, y como ha dicho el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas, nadie ni nada por encima de la ley”.

Consideró “fuego amigo” los señalamientos en su contra, como consecuencia de la estricta vigilancia y transparencia que mantuvo en los tres años que dirigió el IET, lo que algunos interpretan hoy como excesiva burocracia que sin embargo ayudó a poner orden.

Que quienes hoy señalan y desprestigian prueben lo que dicen. Antes de acusar, hay que probar. Es fácil decir y señalar, pero es difícil probar. Hay que entender también que cuando hay corrupción, es porque hubo alguien que corrompió. Hay que castigar tanto al que dio como al que recibió.

Juan José Castillo Zarate, hoy director del IET, es mi amigo, trabajé con él y por “eso sabe de los resellos falsos y tarjetones clonados. A él sobre todo le consta que denuncié irregularidades y de otras acciones que aplicamos, como sacar a la gente que no le convenía al IET.

En ningún momento, resaltó, se hizo negocios con concesión alguna. Cada peso que generó el IET, aplicando la ley, se entregó a Finanzas, unos 50 millones de pesos sin ninguna circunstancia indebida de por medio.

Noticia anterior

Otra anomalía en trienio de Pablo

Siguiente noticia

Investiguen intoxicaciones