Inicio»Local»Piden que el Tren Maya no riña con el medio ambiente

Piden que el Tren Maya no riña con el medio ambiente

0
Compartidos
Google+

No tomar decisiones precipitadas, consultar a comunidades y organizaciones, garantizar la distribución del conocimiento, impulsar el turismo regional, que no riña con el medio ambiente ni la cultura, fortalecer las alianzas sociales y la infraestructura y que sea factor detonante del desarrollo económico, plantearon académicos, investigadores y legisladores en el Foro Legislativo y Académico sobre el Tren Maya.

Organizado por el Colegio de la Frontera Sur y la Comisión de Asuntos de la Frontera Sur de la Cámara de Diputados, tuvo como objetivo que los legisladores escuchen, identifiquen e intercambien opiniones y reciban y analicen investigaciones, estudios y planteamientos para determinar probables iniciativas desde la Cámara Baja.

Al inaugurar el evento, el gobernador Rafael Alejandro Moreno Cárdenas reiteró su respaldo al proyecto, porque es viable y significa crecimiento, desarrollo e integración para la región sur-sureste. Existe el firme compromiso de respeto al medio ambiente, dijo, y subrayó que hay que presentarlo con la claridad que merece.

El plan del Tren Maya representa una inversión de entre 120 mil y 150 mil millones de pesos, destacó el también presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). Permitirá generar oportunidades y empleos, integrará a la Península, presumirá las riquezas naturales, culturales, turísticas y gastronómicas, mejorará la comunicación y fortalecerá a los estados que tienen puertos para incrementar su potencial en el rubro de la comercialización.

El presidente de la Comisión de Asuntos de la Frontera Sur de la Cámara de Diputados, Raúl Eduardo Bonifaz Moedano, pidió instrumentar decisiones que propicien el crecimiento económico con desarrollo social y conserven la naturaleza de las zonas donde se construirá el Tren Maya, que son ricas en flora y fauna, herencias culturales y grupos interculturales que deben aprender a coexistir en escenarios de bienestar y conservación de la ecología.

Se instalaron las mesas de trabajo “La investigación sobre el impacto al medio ambiente en la construcción del Tren Maya”, “Tren Maya impactos socioculturales y migratorios” y “Perspectivas económicas por la construcción del Tren Maya en el sureste de México”.

La diputada local Claudia Muñoz Huicab planteó que este proyecto debe ser visto como oportunidad para restituir la deuda histórica que el país tiene con los pueblos indígenas, para que se respete el factor humano e integrar a las comunidades.

Otros ponentes señalaron que el Tren Maya acelerará el fenómeno de despoblación de comunidades de la región maya y del campo, aunque atraerá empleos eventuales y surgirán manchones de comunidades “dormitorios” en Xpujil, Escárcega y Chetumal, además de mano de obra con bajos niveles de escolaridad y existen riesgos de precarización de trabajadores, pese  a la riqueza que se generaría por el turismo.

Demandaron consultar con la población local, acercamiento a los grupos sociales y emplear el acompañamiento de los estudiosos para encontrar respuestas, porque el diseño de programas y políticas públicas no puede darse de manera precipitada, como está ocurriendo con el proyecto del Tren Maya.

Además implementar mecanismos de evaluación, seguimiento y auditoría social y hacer un balance de lo que se espera y lo que representan los impactos negativos.

Los científicos advirtieron que si no se entiende cómo es la región y su territorio, el medio y su gente, están lejos de encontrar soluciones sensatas y viables a los desafíos que surgirán con el Tren Maya.

Noticia anterior

Al ‘Quiroga Aguilar’ 44 mdp en equipos

Siguiente noticia

Portada