Inicio»Local»Han fracasado aquí programas de la 4T

Han fracasado aquí programas de la 4T

0
Compartidos
Google+

Entre irregularidades en procesos y criterios para seleccionar a beneficiarios, excesivo burocratismo en reglas de operación, opacidad e incumplimiento en la entrega de número de vaquillas y su peso, los programas del Gobierno Federal “Crédito a la Palabra Ganadero” y “Sembrando Vidas” son ejecutados con desconocimiento y desorden, acusaron dirigentes de organizaciones campesinas.

Los dirigentes de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), Etelvina Correa Damián; de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado (CNC), Wilberth Ruiz Poot; del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata Salazar”, Luis Antonio Che Cu y el coordinador del Congreso Agrario Permanente (CAP), Reyes Ramírez Padilla, señalaron que la cuarta transformación experimenta en el campo con programas improvisados para conseguir votos, no para mejorar las condiciones de los que menos tienen.

Por ejemplo, los apoyos del programa ganadero no cumplen con las reglas de operación. Las vaquillas deben tener de 280 a 350 kilos de peso, preferentemente preñadas, y no es así, y hay casos en que les hacen firmar por 10 y sólo les entregan cinco. En este programa están contemplados más de 300 millones de pesos, se quejó Ramírez Padilla

Para colmo, los encargados no saben de los programas, y en la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) prevalece el desorden, porque no han nombrado al delegado o coordinador. Es una burla para los campesino, a los que se le promete y no se les cumple.

Ramírez Padilla señaló que las irregularidades las inició el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues en su pasada visita a Campeche entregó apoyos en especie de este programa, y apenas hace dos semanas publicaron en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las reglas de operación que establecen lineamientos, requisitos y condiciones para acceder.

Etelvina Correa Damián, de la UNTA, señaló que este programa sólo beneficiará a los grandes productores y no a quienes apenas cuentan con un pequeño hato ganadero, y son los que necesitan los apoyos para incrementar su producción. Incluso hay quejas por los requisitos de las reglas de operación, ya que imponen muchas condiciones y trámites burocráticos.

Luis Antonio Che Cu, del Freciez, acusó que es una farsa el programa Sembrando Vidas que el Gobierno Federal puso en marcha en los municipios de Candelaria, Calakmul y Escárcega, porque no ataca el grave problema de deforestación en estas regiones.

El dirigente de la CNC, Wilbert Ruiz Poot, lamentó que apenas hayan dado a conocer las reglas de operación, y en el caso de Sembrando Vidas, no se sabe cuáles fueron los criterios para seleccionar a los beneficiarios.

Noticia anterior

Preocupa a activistas amparo en caso de la granja en Homún

Siguiente noticia

Sin visos de solución al caso de semáforos