Inicio»Local»Jóvenes cargaron la cruz en Jardines

Jóvenes cargaron la cruz en Jardines

0
Compartidos
Google+

Entre cánticos, alabanzas y reflexiones sobre el significado de cada momento que vivió Jesús camino a la cruz, familias de Jardines, Tomás Aznar, Polvorín y Cuatro Caminos presenciaron el Viacrucis que adolescentes y jóvenes personificaron durante más de dos horas.

A la representación no la detuvo ni la lluvia. La realizaron integrantes de los grupos de Catequesis Infantil y para adolescentes, encabezados por el presbítero Pedro Ignacio Mena Cobos. Javier Estrada interpretó a Jesús.

A las ocho de la mañana iniciaron el camino por las calles Tulipán, Girasol, Jalisco y Limonar. Mujeres y hombres de todas las edades, sobre todo niñas, niños y adolescentes, destacaron entre una multitud que se desplazó en orden.

Había feligreses de las capillas de Guadalupe (Ampliación Cuatro Caminos), Candelaria (Jardines), Santa Cruz (Polvorín), Espíritu Santo (Flor de Limón y San Judas Tadeo (avenida Héroe de Nacozari). El Viacrucis partió de la capilla de la Santa Cruz, ubicada en la calle Niño Artillero.

Con Javier Estrada, Ariadna Zúñiga como María, Jazmín Pérez como Magdalena, Paul Urdapilleta como Juan, Katia Chan como Verónica y Ángel Balán caracterizando al Cirineo.

Los soldados fueron personificados por Carlos Soberanis, Jesús Sánchez, David Ehuán y Gabriel Ortega, todos del Grupo de Catequesis de Adolescentes. Adelante de ellos iba un grupo que se hizo cargo de cánticos y alabanzas.

Los días de ensayo se reflejaron a partir de la III Estación, cuando Jesús cae por primera vez. Javier, el único adulto entre el cuadro de actores, lució en ese momento. Cayó con la cruz en hombros, en Niño Artillero por Tulipanes.

La gente oía atenta las explicaciones por altavoz. Caer y ponerse en pie, muy a pesar de las circunstancias, sin importar el peso que se lleve encima, muestra fortaleza y señala el camino a seguir.

La gente se acercaba a ayudar a Javier. En la IX Estación el sacerdote se echó al hombro la cruz y caminó hasta el Sagrado Corazón de Jesús, donde culminó la representación del Viacrucis.

Mena Cobos invitó a meditar y profundizar sobre lo que Jesús vivió antes, durante y después de su camino a la cruz. El Viernes Santo es el más importante para los fieles, porque los une en esa experiencia de fe y piedad. Es un medio también de catequesis que nos debe mover a profundizar y fortalecer la fe, expresó.

Noticia anterior

Estuvo bajo la llovizna la caminata en San Román

Siguiente noticia

Fieles católicos viven crucifixión