Inicio»Local»Celebran fieles el Vía Matris

Celebran fieles el Vía Matris

0
Compartidos
Google+

Con el llamado a la Señora de los Dolores para que nos ayude a ser mejores cada día y amar a los demás tal y como son, un grupo de católicos se congregó en la iglesia Catedral para participar con devoción en el Vía Matris y recordar así las 14 estaciones del Viacrucis y el sufrimiento de María al acompañar a su hijo a la crucifixión.

Por la mañana los fieles rememoraron las etapas del camino de dolor que la Santísima Virgen María recorrió en íntima unión con su hijo, en el cumplimiento de su misión, desde los caminos dolorosos de la infancia en Belén, Nazaret y Egipto, hasta la subida al Monte Calvario.

En el interior del recinto, a paso lento, en cada imagen representativa de las 14 estaciones, los católicos oraron, cantaron en procesión y llamaron a la reflexión, previa a la misa programada por la noche para celebrar la solemne Vigilia Pascual.

En el lugar se habló cuando María acogió en la fe la profecía de Simeón. Según la Ley de Moisés, cuando cumplieron los días de la purificación, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor. Había ahí un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso; esperaba la redención de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo.

Simeón los bendijo y dijo a María, Madre de Jesús: “Mira, este niño está puesto para ruina y salvación de muchos en Israel y para ser señal de contradicción a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones; ¡y a tí misma una espada te atravesará el alma!”.

De igual forma se recordó cómo María huyó a Egipto con Jesús y José, porque Herodes quería matar al único hijo de Dios. También cuando buscó a Jesús perdido en Jerusalén, cuando lo encontró en el camino del calvario, estando junto a la cruz, cuando recibió en su seno el cuerpo de Jesús bajado de la cruz, y en el sepulcro en espera de su resurrección.

En el sitio se pidió a la Señora de los Dolores ayudarnos a ser mejores cada día y ser capaces de amar a los demás como son. Asimismo, a saber cargar las cruces que más duelen.

Noticia anterior

Resurrección de Jesús nos trae paz y salvación

Siguiente noticia

Seguirá el calor