Inicio»Local»Consignados dos casos de pedofilia: Diócesis

Consignados dos casos de pedofilia: Diócesis

2
Compartidos
Google+

En lo que va del año en Campeche han consignado ante las autoridades de justicia uno o dos casos de abuso infantil por miembros de la Iglesia Católica, en tanto a nivel nacional ya van entre cinco a siete por este mismo delito, afirmó el vocero de la Diócesis de Campeche, Gerardo Casillas González, tras dar a conocer el mensaje de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

En conferencia de prensa, manifestó que el pasado 16 de julio la Conferencia del Episcopado Mexicano, a través del Consejo Nacional de Protección a los Menores, presidida por quien es hoy el secretario general y obispo auxiliar de Monterrey, monseñor Alfonso Miranda Guardiola, enviaron a los estados un mensaje muy profundo y con  bastante línea de trabajo, en ocasión de la Jornada de Oración por las Víctimas de Abusos Sexuales, y en el marco de las fiestas de la Virgen del Carmen.

De esta manera, la Diócesis local asume el compromiso para contrarrestar este “cáncer”, así llamado, que lacera a la Iglesia Católica, como es el tema de pedofilia y que como pastores no hay que declinar hasta extirpar a estas personas, a costa de ser tachados como infieles y traidores al mensaje de Jesús y a la misión de la Iglesia.

Casillas González mencionó que aunque no se pueden dar más datos y detalles sobre este problema, se sabe que al menos en Campeche hay uno o dos casos y a nivel nacional de cinco a siete, que ya han sido consignados ante las autoridades legales para su investigación.

Este tema fue tratado por el papa Francisco a nivel mundial desde febrero de este año, de ahí surgieron algunas líneas de acción y de trabajo en todo el mundo para aterrizarlos en las Diócesis y en cada parroquia.

El documento del mensaje señala textualmente: “Es importante que como Iglesia se asuma el dolor, no sólo por el daño ya causado por muchos de sus miembros a menores de edad o por su encubrimiento, sino y especialmente, el dolor que implica extirpar este mal en los mismos miembros de la Iglesia”.

“Es sabido que una forma inadecuada en la que hemos manejado nuestra autoridad en la Iglesia, y que nos ha llevado a deplorables conductas de abuso sexual, de poder y de conciencia, ha sido el clericalismo. Conscientes de esta actitud, tenemos que admitir que muchas veces la Iglesia en las personas de sus obispos y superiores,  no supo y todavía, en ocasiones, no sabe comportarse como debe para afrontar con rapidez y decisión las crisis provocadas por los abusos”.

“Esta forma clericalista de actuar nos ha llevado a poner el mal entendido bien de la institución eclesial, por encima del dolor de las víctimas y de las exigencias de la justicia; a poner por encima del testimonio de los afectados las justificaciones de los victimarios; a guardar un silencio que acalla el grito de dolor de los victimizados con tal de no enfrentar el ruido público que puede suscitar una denuncia ante la autoridad civil; a llegar incluso a la mentira o a tergiversar los hechos para no confesar la horrible realidad”.

Noticia anterior

Camioneta se incrustó en hostal; seis heridos

Siguiente noticia

Entrega Damas de Aysa becas a niños de los CAM y Usaer