Inicio»Local»Alertan por fraude en Programa Ganadero

Alertan por fraude en Programa Ganadero

0
Compartidos
Google+

El programa Crédito Ganadero a la Palabra es un engaño, se implementó sin los estudios para verificar si los beneficiarios tenían capacidad e infraestructura para que dieran resultados y solo creará problemas económicos a pequeños productores, advirtió Reyes Ramírez Padilla, delegado de la Unión General de Obreros y Campesinos de México (UGOCM) “Jacinto Canek”, y acusó que los campechanos solo reciben de dos a tres vaquillas, cuando la promesa fueron 10 y un semental.

Recordó que Crédito Ganadero a la Palabra prácticamente lo estrenaron en Campeche y todos imaginaron que sería un apoyo que no debían devolver, pero la cruda realidad vino después cuanto resultó ser un crédito, sin embargo el programa registró alta demanda, ya que el compromiso del Gobierno Federal era otorgar 10 vaquillas con un semental por cada pequeño productor.

“Ahora se está implementando en otras entidades del país, pero tampoco ha dado resultados, por lo que en esos estados la gente se ha opuesto y no lo aceptan, y se está observando que los únicos que se están aprovechando de la situación son ciertos grupos de proveedores”, resaltó.

Destacó las declaraciones de la delegada de Programa de Desarrollo, Katia Meave Ferniza, de que  el Crédito Ganadero a la Palabra tuvo alrededor de 20 mil solicitudes de igual número de pequeños productores, por lo que simplemente el gobierno no se dio abasto.

“Con tanta demanda y lo digo porque así no los ha externado el mismo personal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), se empezó a reducir el número de vaquillas de 2 a 3”, refirió.

“El problema ahora, añadió, es que hay animales que no cumplen con el peso establecido en el programa, que debería ser de 180 a 350 kilogramos, preferentemente preñadas. No solo es que sean menos vaquillas, entre dos y tres, una cantidad inferior a lo que prometieron, sino que son reses de mala calidad”.

Comentó que 15 ó 20 por ciento de los productores ya vendieron sus vaquillas por la falta de infraestructura para desarrollar la actividad, ya que el programa se iba a ejercer en función a la capacidad y de la productividad de cada productor.

En el caso de Campeche se entregaron los animales sin haber hecho un estudio socioeconómico al respecto, no verificaron cuánto tenía de pasto el productor ganadero, si  contaba con alambrado, bebederos y agua. Como no se hizo un diagnóstico, el programa camina a ciegas.

Otra situación que  impera, destacó, es que el productor no tiene las condiciones para darles el alimento a los animales, no hay  pasto disponible ni mucho menos que sea de calidad nutritiva para los animales.

Consideró que con el programa en esta circunstancia, “no creo que se saque del bache al productor, pero además hay que aclarar que se trata de un crédito y no es a fondo perdido, y como tal hay que regresar el recurso”.

Noticia anterior

Las listas de la SEP

Siguiente noticia

Portada