Inicio»Local»Dejaron estudios para vender artículos patrios

Dejaron estudios para vender artículos patrios

0
Compartidos
Google+

Tuvieron que dejar a su familia y estudios para ganar dinero porque la situación económica obliga tener unos centavos para vivir. Laura Martínez y Daniel Hermenegildo, originarios del Estado de México, de 18 y 20 años de edad, respectivamente, llegaron a Campeche para vender artículos patrios y se instalan en una esquina hasta 12 horas, en un puesto con ruedas para obtener entre 800 y mil pesos al día, si es que tienen suerte.

Ambos se levantan a las ocho de la mañana para alistarse, al parecer se quedan por Santa Ana; caminan con sus puestos. Mientras ella se queda por el mercado, el otro se dirige hasta San Francisco.

Ofertan sus artículos y la gente les regatea, los convencen de rebajarle de 120 pesos hasta en 100 y si pueden 90. Preguntan ¿cuánto es lo menos?, bajan la cabeza, se rascan el cabello y dicen “hasta 100 para que de una vez te lo lleves”.

Un poco apenado, Daniel comentó que suspendió sus estudios en la Universidad de Chapingo porque necesita dinero y “tuvo algunos problemas”, que no quiso comentar. Le ofrecieron el trabajo y ha estado en varias partes del país para vender productos de la temporada.

Comenta que lo que más le gusta de su trabajo es conocer lugares y hasta ahora esta entidad le ha dejado grata impresión por la seguridad que se respira.

Del otro lado, en una esquina del mercado “Pedro Sáinz de Baranda”, Laura está en un puesto en el que se puede meter para descansar. La  acompañan dos niños. Es la primera vez que trabaja lejos de su casa y las condiciones económicas la obligaron a dejar sus estudios.

Dijo que no le ha ido bien, sólo ha vendido entre 800 y mil pesos. Mayormente la gente compra artículos de 30 a 140 pesos, como sombreros, aretes, pulseras y blusas.

Noticia anterior

Mejorar las escuelas, compromiso: Medina

Siguiente noticia

Otorgará Sedesyh 1.9 mdp en becas del programa Aprende