Inicio»Local»Crece en 18 años cultura de testar

Crece en 18 años cultura de testar

0
Compartidos
Google+

El testamento es un acto de amor que otorga certeza jurídica al patrimonio de las familias y evita ‘heredar’ conflictos a los seres queridos, y en Campeche del 2001 al 2019 unas 16 mil 814 personas lo han elaborado, pese a los tabúes de que se convoca a la muerte o que el testador pierde sus bienes, cuando la realidad es que sólo surte efectos tras la desaparición física.

De acuerdo con el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPyC), en casi cuatro lustros se han disparado los avisos de testamento, pasando de sólo 156 en 2001 a mil 636 el año pasado, cuando se alcanzó el máximo histórico.

Carmen Presuel Canepa, directora de la dependencia, precisó que este acto es personal, revocable y libre, por medio del cual una persona dispone de sus bienes y derechos y se otorga por un notario público, que da fe de su voluntad una vez fallecida.

Posteriormente se inscribe ante el RPPC y es subido al Registro Nacional de Avisos de Testamento (Renat), donde jueces y notarios pueden consultar si un difunto dejó este documento.

Las ventajas de elaborarlo es que no se deja en manos de terceros la designación de los herederos beneficiados con el patrimonio de la persona fallecida, se asegura jurídicamente la transmisión eficaz de los bienes y se evitan conflictos, pues la ley establece que se debe respetar la voluntad del testador.

Además, la persona sigue siendo la única dueña de los bienes a su nombre y tiene plena libertad de venderlos, regalarlos o hacer cualquier otra operación, mientras viva.

La campaña nacional ‘Septiembre, Mes del Testamento’, creada hace casi dos décadas e impulsada por los gobiernos Federal y Estatal, ha permitido fomentar la cultura de la prevención y la legalidad en la entidad, pues del 2001 a la fecha se registraron siete mil 162.

Y es que por instrucciones del gobernador Carlos Miguel Aysa González se prorroga hasta octubre, plazo en el que se exime el 100 por ciento del pago de derecho de inscripción, el cual cuesta 83 pesos.

Otro de los beneficios es que los notarios públicos brindan asesoría gratuita y reducen sus honorarios hasta en 50 por ciento, para facilitar su elaboración y beneficiar a la ciudadanía de escasos recursos, al no heredar problemas a sus seres queridos.

El presidente del Colegio de Notarios Públicos de Campeche, A.C., Luis Arturo Flores Pavón, abundó que la ciudadanía aprovecha que el precio del testamento disminuye a mil 400 pesos, pues su valor normal es de tres mil 500, pero puede llegar hasta los ocho mil, según su complejidad.

Los bienes a transmitir después del fallecimiento pueden ser muebles, inmuebles, e incluso, derechos u obligaciones, y la cantidad de documentos que elaboran las notarías va desde seis hasta 16 durante todo el año, con un repunte del 20 por ciento en estos dos meses.

Muchas personas escriben a puño y letra su última voluntad y lo guardan en el hogar, pero es fundamental que la formalicen antes la muerte, pues de lo contrario se generan pleitos legales que pueden durar muchos años, y algunas familias han llegado a desintegrarse por ese motivo.

“La cultura testamentaria ha ido en aumento en México y en Campeche. Aún no a la altura de otros países, pero la gente ya se va quitando telarañas y tabúes de que es de mala suerte, que se convoca a la muerte, e incluso, que automáticamente pierden todos sus bienes, cuando sólo surte efecto tras el fallecimiento del testador”, concluyó.

Noticia anterior

“Ostracismo religioso”

Siguiente noticia

Respetar logros, exige la CTM