Inicio»Local»Acusan a INPI de otorgar apoyos de forma partidista

Acusan a INPI de otorgar apoyos de forma partidista

3
Compartidos
Google+

El Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) aplica los programas de manera partidista para beneficiar a simpatizantes y personas afines al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dejando fuera a las organizaciones campesinas.

Así lo denunció el coordinador estatal del Congreso Agrario Permanente (CAP), Reyes Ramírez Padilla, al exigir al encargado de este organismo en la entidad, Nehemías Chi Canché, una explicación respecto a la validación de los proyectos, debido a que el 65 por ciento de las solicitudes quedó fuera.

El dirigente apuntó que el INPI se ha convertido en un brazo operador de Morena, ya que sólo beneficia a sus simpatizantes y amigos de los funcionarios de la cuarta transformación, mientras a los campesinos indígenas los margina y discrimina.

“No ha sido muy clara por parte del INPI la forma en que se validaron y calificaron los proyectos presentados, pues se benefició a gente relacionada o simpatizantes de Morena; por ello, hemos pedido personalmente a Chi Canché que dé una explicación sobre dónde se tuvieron los errores en los proyectos”.

Ramírez Padilla reprochó que sin dar la cara, el representante del INPI en Campeche únicamente notificó que los proyectos no cumplieron con los lineamientos de las reglas de operación, respuesta que no deja satisfecha a la gente, por lo cual presentaron un escrito para que dé los detalles, pues sería más sano que nos diga que no hay recursos, a que los proyectos no fueron debidamente elaborados.

“A Chi Canché le ha faltado apoyar a los indígenas. Si verdaderamente dice ser representante de este sector, debe luchar para que la delegada de los Programas de Desarrollo del Gobierno Federal, Katia Meave Ferniza, incluso el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, otorguen más recursos para los programas, a fin de apoyar a los indígenas”.

Y recordó que cuando se dio a conocer el nombramiento de Chi Canché como delegado del INPI, las organizaciones campesinas se llevaron una buena impresión, pues se dirigió en la lengua maya.

Sin embargo, en otro acercamiento cuando se aperturaron las ventanillas para los proyectos y programas dirigidos al sector indígena y la producción artesanal, comenzaron las diferencias al argumentar que él no tenía injerencia en cuanto a la validación de los proyectos, y se ha quedado con los brazos cruzados, remató.

Noticia anterior

Gobierna Aysa sin distingo de partidos

Siguiente noticia

En 2 semanas, dictamen para fiscal anticorrupción