Inicio»Local»Venden vaquillas de “Crédito Ganadero”

Venden vaquillas de “Crédito Ganadero”

0
Compartidos
Google+

Algunas vaquillas que fueron entregadas a través del programa del Gobierno Federal “Crédito Ganadero a la Palabra”, para fomentar su reproducción y devolverlas en especie con las primeras crías, se encuentran en centros de acopio para su comercialización, confirmó el presidente de la Unión Ganadera Regional del Estado de Campeche (UGRC), Omar Martín Arjona Ceballos.

Aunque aseguró que no se trata de una gran cantidad de reses, refirió que se les ha rastreado mediante los aretes de identificación individual, y se ubican en los corrales para ser vendidos a los comercializadores, por lo que incluso la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) está investigando el caso.

“No han sido confirmadas las ventas del ganado, pero no se descartan. La Sader lo verifica con cada productor, pues podría ser alguna equivocación del sistema, pero se constata físicamente para dar información concreta y ver qué procede en estos casos”.

Arjona Ceballos reconoció que fue buena la intención del Gobierno Federal de impulsar el Crédito Ganadero a la Palabra, pero es insuficiente, porque no compensa los apoyos que se tenían en el sexenio pasado y que la administración de Andrés Manuel López Obrador dejó de dar, entre ellos el repoblamiento de reses, que tanta falta hace, sobre todo este año en que se perdieron al menos mil cabezas de ganado por la sequía.

Crédito Ganadero llegó a pocos productores, pues este año solamente fueron entregadas alrededor de cuatro mil 600 vaquillas y mil sementales, es decir, un promedio de tres animales por productor, en beneficio de unos mil 500 ganaderos de un padrón de más de 12 mil que hay en la entidad.

“El programa de Fomento Ganadero apoyaba el repoblamiento de los hatos, pero ya no existe en Concurrencia. También había entrega de semillas, tractores y otros insumos, pero desaparecieron con el nuevo gobierno”.

En términos generales, el dirigente ganadero precisó que este año no fue favorable para el sector, pues principalmente la zona norte de la entidad —Tenabo, Hecelchakán, Calkiní y Hopelchén— fue afectada por la intensa sequía, que propició la muerte de unas mil reses por falta de agua.

Noticia anterior

Aumenta en jóvenes el VIH-SIDA

Siguiente noticia

Nuevos lineamientos federales afectarán a 60% de productores