Inicio»Local»Pide pruebas Profeco de presunta extorsión

Pide pruebas Profeco de presunta extorsión

1
Compartidos
Google+

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) negó que tolere actos de corrupción, pidió pruebas para actuar en contra de los funcionarios que presuntamente incurrieron en intento de extorsión  y acusó al empresario gasolinero Ramón Espínola Toraya de entorpecer las acciones de verificación a raíz de denuncias de los consumidores por la venta de litros incompletos.

En comunicado y posterior comunicación telefónica con el director de Comunicación Social, Jesús Montaño, la dependencia sostiene que la gasolinería propiedad del empresario Espínola Toraya “fue catalogada dentro de las peores estaciones de servicio en litros de a litro del periodo semanal, al haberse detectado que despachaba litros incompletos a los consumidores”.

Asegura la Profeco que el pasado 4 de diciembre sus inspectores realizaron visita de verificación a la estación de servicio con número de permiso L/19882/EXP/ES/2015, con razón social Grupo Gasolinero Estol, S.A. de C.V., ubicada en av. Aviación No. 90, el Huanal, C.P. 24070, en el Estado de Campeche”.

“Una vez que los verificadores comisionados se presentaron e identificaron plenamente con el gerente del establecimiento y dieron a conocer el motivo de su visita, añade, Espínola Toraya en primera instancia retrasó por varios minutos el inicio de la diligencia, argumentando no estar facultado para firmar de recibido la orden de verificación”.

“Transcurridos aproximadamente 20 minutos, el personal de la Profeco le indicó al visitado que en el acta se asentaría una negativa de verificación, toda vez que se rehusaba a prestar las facilidades para llevar a cabo la diligencia. Ante esto, el visitado comenzó a realizar llamadas telefónicas, para finalmente negarse a la revisión”.

La dependencia aseguró que existen videos de la visita de verificación en cuestión, para corroborar sus dichos, y emplazó al empresario Espínola Toraya a que presente las pruebas contra los verificadores V.S.R.V y J.I.G.G, a los que acusa de extorsión, al pedirle supuestamente más de 20 mil pesos mensuales como derecho de piso, para que no le sancionen su gasolinera Estol, en la colonia Cuatro Caminos.

“La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) —añade el documento— no permitirá actos de corrupción de ningún tipo entre su personal, por lo que hace un llamado a que el empresario que denunció un supuesto intento de extorsión por parte de verificadores de combustible, aporte pruebas que sustenten la denuncia para proceder en consecuencia”.

Señaló que desde oficinas centrales de la Profeco han tratado de establecer comunicación con dicho empresario para atender su denuncia, sin obtener hasta el momento respuesta alguna.

“Lamentamos que Diario Independiente TRIBUNA Campeche publique en su portada las fotos de las identificaciones oficiales de los verificadores señalados, poniendo en riesgo con ello su seguridad personal, sin que al momento haya ninguna prueba que avale los dichos del denunciante”, indica el comunicado y confirma el vocero.

También sostuvo que “Profeco no manda brigadas para auditar y cerrar bombas de gasolineros”, como se publica en la información, y aseguró que cada visita de verificación corresponde a denuncias de consumidores. “Profeco no tolera actos de corrupción, y actuará en consecuencia contra los servidores públicos que incurran en ellos”, reitera.

 

Respalda el CCEC a Espínola Toraya

 

El Consejo Coordinador Empresarial de Campeche (CCEC) respaldó al empresario constructor y gasolinero Ramón Espínola Toraya, a quien calificó como “hombre honesto”, y pidió a la Procuraduría Federal de Protección al Consumidor (Profeco) “investigar y sancionar a quienes pudieran estar cometiendo prácticas deshonestas”.

Su presidente, Víctor del Río Rodríguez de la Gala, afirmó tener conocimiento de la situación que denunció el empresario Espínola Toraya. “Levantamos la mano a favor de ellos, especialmente del ingeniero Ramón, que platicó con nosotros, que está mortificado por una situación que es totalmente injusta.

Pedimos que desde la Profeco se pongan a trabajar, porque están buscando que las empresas cumplan como debe ser, y entonces exigimos que hagan su trabajo como debe de ser”, indicó.

Pidió que “no se vuelva esta situación una extorsión, porque de ninguna manera lo podemos permitir. Si alguna empresa está haciendo mal su trabajo, o está fuera de la ley, por supuesto que debe ser sancionada, pero si las empresas cumplen, no podemos permitir que se pretendan cometer extorciones, toda vez que la Profeco tiene una función específica”.

Noticia anterior

Invierten 480 mdp en paneles solares

Siguiente noticia

Portada Carmen