Inicio»Local»En riesgo comida a 23 mil niños de primaria

En riesgo comida a 23 mil niños de primaria

0
Compartidos
Google+

El recorte de más del 50 por ciento en el presupuesto 2020 al Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC) afectaría a más de 23 mil niños en Campeche, que reciben una comida caliente dentro de los planteles que se encuentran en zonas marginadas, donde en ocasiones es el único alimento que reciben por falta recursos de sus familias.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública, este programa busca mejorar la calidad educativa de los niños en un marco de equidad e inclusión, y está dirigido a las zonas más marginadas. Se les proporciona más tiempo de atención en las escuelas, con el objetivo de mejorar los métodos de enseñanza-aprendizaje.

Se tienen dos modalidades dentro de este programa. El primer PETC en donde la jornada de estudio es hasta las dos de la tarde, y el segundo PETC, en que se les otorga alimentación, pues todos los niños reciben una comida y salen a las cuatro de la tarde, lo que además beneficia a los papás, pues les permite concluir con sus jornadas laborales antes de ir por sus hijos.

En Campeche estos programas se aplican en un total de 632 escuelas, en donde son atendidos 61 mil alumnos. A los que diariamente se les proporciona una comida caliente son 23 mil niños que habitan en las comunidades de más alta marginación.

Estos índices de pobreza y marginación de las comunidades se definen a través de los censos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), y con base en esas mediciones se determina qué escuela puede tener este beneficio. También existe la opción de que la propia escuela lo solicite.

La coordinadora del Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC), Yamile Novelo Rejón, informó que desde el año pasado tuvieron un recorte importante, y eso ha limitado el crecimiento de la alimentación, que se proporciona a la una de la tarde, y cuenta con un menú, que incluye un recetario variado, evaluado por nutriólogos.

Hay escuelas en las que se dejó de otorgar la alimentación, y sólo se brindaba el  programa de tiempo completo, porque algunos padres lo consideraron pertinente, ante sus necesidades específicas e incluso porque tienen actividades vespertinas y los obliga a salir antes de la escuela para poder realizarlas. En estos casos, ese recurso se le transfiere a otro plantel que ha solicitado este programa.

Erogaron 900 mdp en 11 años

El PETC arrancó en el año 2008 con apenas ocho escuelas, y en 2019 ya se tienen 632. A lo largo de estos 11 años que se llevan con la aplicación del programa, las necesidades fueron cambiando y en total se han canalizado más de 900 millones de pesos, afirmó Yamile Novelo Rejón.

Se tiene varios componentes para este programa, precisó. El primero es otorgarle un subsidio económico a directores, docentes e intendentes para que se queden más tiempo y ejerzan el recurso en materiales, herramientas y necesidades de la escuela.

En años anteriores se le entregaba 90 mil pesos aproximadamente a cada escuela, de acuerdo a sus necesidades, y en 2019 sólo se logró destinar de entre 12 mil a 20 mil pesos. La capacidad económica de respuesta se redujo considerablemente.

Otro componente que es el servicio de alimentación, implica no solamente la comida. Aquí se requiere que el personal de capacitación supervise que las raciones estén debidamente preparadas, para que sean entregadas de forma correcta.

Novelo Rejón explicó que para el 2020 se tiene menor presupuesto, aunque debe tomarse en cuenta que todavía no está aprobado al 100 por ciento. Estamos hablando que para el ejercicio 2019 sólo nos proporcionaron 179 millones de pesos, y para el siguiente nos han anticipado que sólo sería la mitad. De ser así, se tendría un grave impacto en las escuelas consideradas dentro del programa, afirmó.

Nuestras autoridades deberán pensar en un plan B, en una alternativa. No se puede desaparecer como tal, porque las reglas de operación 2020 hablan de que seguirá, y posteriormente puede que se convierta a otro nombre, con otras formas y quizás en su aplicación, porque la realidad es que se necesita, ya que repercute en la alimentación de los menores que se encuentran en hogares con los mayores índices de pobreza, afirmó.

Detalló que de las 632 escuelas que se encuentran dentro del programa, 51 son indígenas, 388 son primarias federales, 156 telesecundarias, una secundaria general, 33 secundarias técnicas y tres primarias. De las localidades en el Estado se atienden 55 en Calakmul, 17 en Calkiní, 12 en Hecelchakán , 33 en Campeche, 85 en Candelaria, 49 en Carmen, 52 en Champotón, 42 en Escárcega, 12 en Hopelchén, 21 en Palizada y 4 en Tenabo, aseveró.

Grave error suspenderlo,

señalan los maestros

Los secretarios generales de los sindicatos del sector educativo coincidieron en señalar que sería un error eliminar el Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC), porque se atenta contra la niñez y su integridad, debido a que se elaboró para apoyar a quienes asisten a la escuela y no tienen recursos para comer y en ocasiones asisten a las aulas sin desayunar.

El secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación en México (Sitem), Carlos Chan Keb, expuso que desde el año pasado se ha visto afectado el programa, principalmente en insumos para material de limpieza, y algo que hasta el momento prevalecería es el salario de los maestros.

De quitarse el programa impactará de manera directa a los niños, porque en el caso de las escuelas que están adscritas, tienen garantizada una alimentación, y en algunos casos, como en las comunidades rurales, el desayuno, porque en casa no tienen la cantidad suficiente de recursos para dárselos, apuntó.

Chan Keb mencionó que en muchas formas a nivel federal se han realizado recortes, que no han favorecido, porque reducen los apoyos que en verdad se necesitan y afectan severamente a quienes son los beneficiarios.

El secretario general de la Sección 4 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Moisés Mas Cab, indicó que existe la confianza de que el Gobierno Federal recapacite en el recorte anunciado al Programa de Escuelas de Tiempo Completo y a través de las reasignaciones pueda compensar los recursos para que pueda seguir operando.

Los recursos previstos para el 2020 deben ir de acuerdo a las expectativas para la Nueva Escuela Mexicana. Por ello, el Gobierno Federal debe reconsiderar la asignación de recursos, y de no ser así sería el mayor recorte en los programas de apoyo para la implementación curricular.

Pero el SNTE tiene la confianza de que en las reasignaciones se encuentren los caminos para disponer de los recursos, y que a través de fuentes de ingresos se compensen para que se pueda seguir adelante, apuntó. Incluso uno de los principales planteamientos hechos al secretario de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, fue este tema, que tomó como asunto que se debe revisar para no afectarlo.

El presidente de la Comisión de Educación del Congreso local, Ricardo Sánchez Cerino, indicó que en una reunión en la Ciudad de México se habló de cambios en planes y programas en la educación. Por lo que entendimos este programa no se contempla desaparecerlo, sino agregar y modificar algunos aspectos para su mejoría.

“Hubo muchos cambios con la reforma educativa, y en eso interviene la parte de modificación de los programas. Se sabe que tuvo fallas en algunos aspectos, y por ello se hará un análisis completo, para saber qué es lo que se debe modificar, pero no se tiene que desinformar al decir que desaparecerá, sino que se convertirá en nuevo programa, donde se beneficie a más niños campechanos”, afirmó.

Noticia anterior

“Ternura maternal”

Siguiente noticia

A tomar medidas para no cerrar negocios en el 2020