Inicio»Local»Sin detenidos por el avionetazo en Kikab

Sin detenidos por el avionetazo en Kikab

0
Compartidos
Google+

El Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Delegación de la Fiscalía General de la República (FGR), investiga los delitos de violación a la Ley General de Aeronáutica Civil, delincuencia organizada, tráfico de estupefacientes más lo que resulte en la carpeta de investigación que se integró, luego del aseguramiento de una avioneta, camioneta y gasolina en Kikab, Campeche.

No hay personas aseguradas y la autoridad federal indaga si la aeronave tiene relación con el trasiego de droga de países sudamericanos a México o transportaba algún otro tipo de material ilícito.

En la Delegación de la FGR en Campeche se ha mantenido hermetismo en torno a estos hechos, así como al de nueve supuestas narcoavionetas y jets incautados y pistas clandestinas destruidas en Hopelchén, Champotón, Calakmul, Carmen y ahora Campeche.

El tráfico de enervantes en los que se emplean aeronaves se ha intensificado en este año, por lo que se estima que personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha reforzado su presencia en los municipios señalados, a efecto de intentar la aprehensión de quienes participan en esas actividades ilícitas.

También la Sedena, a través de la 33 Zona Militar ha guardado total hermetismo en torno a la operatividad en la zona sur de la entidad, ante la presencia de células del crimen organizado.

El aseguramiento de la avioneta, la camioneta Silverado con bidones y contenedores de combustible realizado el viernes 20 de diciembre en Kikab, es el primero que se lleva a cabo en el municipio de Campeche.

Hasta noviembre pasado los integrantes de la delincuencia organizada habían empleado campos mecanizados para realizar aterrizajes, a fin de descargar droga, principalmente en Hopelchén. En Champotón la mecánica ha sido la de realizar sobrevuelos y arrojar la droga en costales.

Las cerca de 10 aeronaves aseguradas desde mayo pasado han sido abandonadas ante los desperfectos que han tenido, luego de que aterrizaron sobre caminos mecanizados y de terracería. Algunos incluso fueron incinerados.

Noticia anterior

Creció empleo en segundo semestre

Siguiente noticia

Pesca del camarón se hundió en 40%