Inicio»Local»Saturan comercios por compras

Saturan comercios por compras

0
Compartidos
Google+

Ropa interior en rojo o amarillo para la suerte en el amor o en el dinero a lo largo de 2020, uvas para pedir los deseos mientras suenan las 12 campanadas para recibir al nuevo año, champán para el brindis, pan blanco y otros ingredientes para la cena, fueron las principales compras de última hora de los que ayer abarrotaron los estrechos pasillos del mercado “Pedro Sáinz de Baranda” y los comercios de la calle 59, que tuvo una de sus mejores jornadas del año.

También hubo saturación en supermercados y plazas comerciales, donde la gente prefirió comprar sus raciones de uva, desde 69 hasta 85 pesos el kilo, mientras que en el mercado costaba a  90 y 100, dependiendo de la calidad.

Los que se quejaron fueron los expendedores de pollo, gallina y pavo, como el locatario Mario Alberto Uribe Escobar, de que ofertó cinco pavos a 69 pesos el kilo y sólo pudo vender dos. “Están terriblemente malas las ventas dentro del mercado, porque mucha gente viene sólo a pasear. Se conservó el precio que teníamos, 39.90 el pollo y 47.90 la gallina, el pavo a 69 pesos, y lo que más nos afectó fue que dieron vales de pavo y mayormente se canjean en los supermercados”, manifestó.

Quienes sí se beneficiaron fueron los carniceros, con más ventas que las del 24. La expendedora Mayanín Sánchez explicó que la demanda recayó en carne fría y molida, en tanto los precios continúan en 80 y 85 pesos el kilo y 90 el de la carne magra.  El líder de las huacaleritas, Renato Noj Tamayo, señaló que a ellos tampoco les fue bien y se lo adjudican la crisis económica,  a pesar de que los precios de las hortalizas los mantuvieron. El cilantro a cinco pesos el gajo, al igual que el rábano.

El precio de la cebolla se mantuvo a 24 pesos la grande y a 25 la chica, el tomate pasó a 28, mientras que hace  15 días estaba en 18, el pepino a cuatro por 10 pesos, la papa a 13 y la zanahoria bajó de 25 a 13.

En los comercios de la calle 59 y en las tiendas departamentales la gente se volcó a comprar la ropa del “estreno” de Año Nuevo. Zapatos, cinturones o ropa interior con los colores de la cábala “amarillo o rojo”  aunque el abasto se agotó desde temprano. Ropa interior en rojo o amarillo para la suerte en el amor o en el dinero a lo largo de 2020, uvas para pedir los deseos mientras suenan las 12 campanadas para recibir al nuevo año, champán para el brindis, pan blanco y otros ingredientes para la cena, fueron las principales compras de última hora de los que ayer abarrotaron los estrechos pasillos del mercado “Pedro Sáinz de Baranda” y los comercios de la calle 59, que tuvo una de sus mejores jornadas del año.

También hubo saturación en supermercados y plazas comerciales, donde la gente prefirió comprar sus raciones de uva, desde 69 hasta 85 pesos el kilo, mientras que en el mercado costaba a  90 y 100, dependiendo de la calidad.

Los que se quejaron fueron los expendedores de pollo, gallina y pavo, como el locatario Mario Alberto Uribe Escobar, de que ofertó cinco pavos a 69 pesos el kilo y sólo pudo vender dos. “Están terriblemente malas las ventas dentro del mercado, porque mucha gente viene sólo a pasear. Se conservó el precio que teníamos, 39.90 el pollo y 47.90 la gallina, el pavo a 69 pesos, y lo que más nos afectó fue que dieron vales de pavo y mayormente se canjean en los supermercados”, manifestó.

Quienes sí se beneficiaron fueron los carniceros, con más ventas que las del 24. La expendedora Mayanín Sánchez explicó que la demanda recayó en carne fría y molida, en tanto los precios continúan en 80 y 85 pesos el kilo y 90 el de la carne magra.  El líder de las huacaleritas, Renato Noj Tamayo, señaló que a ellos tampoco les fue bien y se lo adjudican la crisis económica,  a pesar de que los precios de las hortalizas los mantuvieron. El cilantro a cinco pesos el gajo, al igual que el rábano.

El precio de la cebolla se mantuvo a 24 pesos la grande y a 25 la chica, el tomate pasó a 28, mientras que hace  15 días estaba en 18, el pepino a cuatro por 10 pesos, la papa a 13 y la zanahoria bajó de 25 a 13.

En los comercios de la calle 59 y en las tiendas departamentales la gente se volcó a comprar la ropa del “estreno” de Año Nuevo. Zapatos, cinturones o ropa interior con los colores de la cábala “amarillo o rojo”  aunque el abasto se agotó desde temprano.

Noticia anterior

Dejaron 75 fallecimientos 1,531 accidentes en motos en 2019

Siguiente noticia

Oceanografía busca protección morenista