Inicio»Local»Clausuran consultorio médico de la Comuna

Clausuran consultorio médico de la Comuna

0
Compartidos
Google+

El Ayuntamiento capitalino violó la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas, así como su propio Reglamento del Municipio de Campeche, al realizar trabajos de remodelación en un predio ubicado en la esquina de la calle 12 por 65 del Centro Histórico, donde apenas el jueves pasado inauguraron un consultorio que sería atendido por la Comuna.

Pasado el mediodía de ayer, personal del Área Jurídica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Campeche, encabezado por su titular, Jorge Aguilar Montero, acudió hasta el lugar donde funcionaba el consultorio de forma irregular y sin los permisos correspondientes, y colocaron sellos de suspensión, tanto del local como de un anuncio que se había colgado en la parte externa del inmueble.

Trabajadores al servicio del alcalde panista de Campeche, Eliseo Fernández Montúfar, enfrentaron al personal del INAH y a los representantes de los medios de comunicación que daban cobertura informativa a la suspensión.

A los empleados que estaban al frente del mostrador del consultorio, el personal del INAH les pidió los permisos y la licencia de obra por parte del instituto para la colocación de anuncios, para la intervención del inmueble y el cambio de color en la fachada, ante lo cual únicamente dijeron: “No tenemos conocimiento”.

Aguilar Montero reveló que “en el INAH Campeche el Ayuntamiento no hizo ningún trámite para los permisos correspondientes, por eso se procedió a suspender la obra, de hecho ya estaba suspendida, pero al pintar la fachada quitaron los sellos, los anuncios que colocaron tampoco están autorizados para la zona de monumentos históricos”.

Y añadió que el INAH Campeche ha trabajado en los últimos 20 años para mantener la zona de monumentos históricos en buen estado, y ese tipo de anuncios no contribuye a mejorar la imagen de la ciudad.

Un sujeto que portaba una playera con el logotipo no oficial de la actual administración (una corona), agredió verbalmente al personal del INAH y a los reporteros, argumentando que no podían grabar al interior del sitio; no quiso identificarse ni revelar en qué departamento de la Comuna labora, aunque trascendió que fue enviado de la oficina del alcalde a confrontar.

Noticia anterior

En vigor Ley de Control de Registro de Detenciones

Siguiente noticia

Distribuirán 800 espacios para Paseo de Reyes 2020