Inicio»Local»Asalta al Vossan un grupo armado

Asalta al Vossan un grupo armado

0
Compartidos
Google+

Disfrazados como médicos, fuertemente armados y tras ingresar por el área de urgencias, al menos siete individuos asaltaron ayer por la madrugada el hospital particular Vossan, ubicado en el periférico Pablo García y Montilla, cerca de Lerma, llevándose cerca de un millón de pesos, incluyendo un cajero automático. Los delincuentes amagaron con sus armas a médicos, enfermeras y a una embarazada, a quienes ataron y encerraron en el sótano.

El fiscal Juan Manuel Herrera Campos confirmó los hechos, al mismo tiempo que atajó versiones difundidas en redes sociales de que habían sido capturados algunos de los ladrones, y que sería el mismo grupo que presuntamente clonaba tarjetas, que detuvieron hace unas semanas y que salieron en libertad porque no les comprobaron los ilícitos.

Estamos en plena investigación, revisando las cámaras públicas y privadas que hay por la zona. Ya tenemos imágenes de los individuos. Es todo lo que tengo que decirles por el momento, señaló visiblemente enojado y contrariado Herrera Campos.

El robo, de acuerdo con versiones extraoficiales, fue cometido cerca de la una con 20 minutos de la madrugada de este martes. El grupo armado —de entre seis y ocho personas— vestía batas de médicos e  ingresó por el área de urgencias del nosocomio, situado en Campeche Country Club, en Lerma, Campeche.

Entre los delincuentes se encontraba al menos una mujer. Con las armas largas los sujetos amagaron a los guardias de seguridad. La fémina portaba una pistola. Barrieron con dos pisos del nosocomio, encañonando a vigilantes, médicos y enfermeras.

Conforme avanzaban iban tapando los lentes de las cámaras de vigilancia con pintura en aerosol, aunque hubo algunas que no lograron deshabilitar, por lo que grabaron sus rostros.

En la sala de espera había una embarazada que esperaba ser atendida, y también fue sometida. A todos los ataron de pies y manos y los encerraron en el sótano. Presuntamente eran seis las víctimas privadas de su libertad.

Los delincuentes desprendieron con un soplete el cajero automático Santander para después abordarlo en una camioneta roja. Abrieron las cajas registradoras y se llevaron el dinero que contenían.

El atraco fue descubierto cerca de hora y media después, cuando vigilantes del Country Club llamaron por radio a sus compañeros del nosocomio, que no respondieron.  Al acudir notaron que no había nadie, revisaron y encontraron a las víctimas en el sótano, por lo que avisaron al número de emergencias del C-5.

Más de una veintena de elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y del Instituto de Servicios Periciales de la Fiscalía del Estado acordonaron y procesaron la escena.

Los ladrones huyeron en al menos dos camionetas —en una de ellas se llevaron el cajero automático— y un automóvil compacto, todos al parecer con placas foráneas. Uno de los vehículos aparentemente era un Atos amarillo que presuntamente fue abandonado en el camino a Chulbac. En esa zona habrían abordado otro auto motor para continuar con su fuga.

Noticia anterior

portada

Siguiente noticia

Inauguran mejoras en dos escuelas por unos 21 mdp