Inicio»Mundo»ASEY, despilfarradora

ASEY, despilfarradora

0
Compartidos
Google+

La Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) ha tenido para los gastos de fiscalización recursos públicos por arriba de los 132 millones de pesos en los últimos tres años, tiempo en que ninguna autoridad o funcionario público ha sido objeto de investigaciones por posibles desvíos de recursos, así como sanciones contra quien o quienes resulten responsables.

En 2011 la ASEY tuvo un presupuesto de 37 millones 922 mil 609 pesos, en 2011 el monto ascendió a 44 millones 750 mil pesos y en este 2013 se le autorizaron recursos por 49 millones 859 mil 839 pesos, lo que hace un total de 132 millones 532 mil 448 pesos.

Datos de la página de la propia Auditoría, señalan que de conformidad al artículo tercero transitorio del decreto número 22 en el que se publica el Presupuesto de Egresos del Estado de Yucatán para el ejercicio fiscal 2013, el presupuesto aprobado para este año es de 49 millones 859 mil 839 pesos.

Los gastos se dividen en los capítulos 1000, 2000, 3000 y 5000, el primero corresponde a servicios personales (pago de sueldos al personal, entre otros), ha sido el área donde más dinero se ha ejercido. En 2011 se erogaron 25 millones 586 mil 547 pesos, el año pasado la cifra ascendió a 28 millones 125 mil 926 pesos con 21 centavos y este 2013 el monto es de 30 millones 979 mil 111 pesos.

El Capítulo 2000 es de materiales y suministros que en 2011 tuvo una inversión de dos millones 847 mil 080 pesos; el Capítulo 3000 es de servicios generales con un gasto de siete millones 371 mil 982 pesos y el Capítulo 5000 de bienes muebles, inmuebles e intangibles la inversión fue de dos millones 117 mil pesos.

El año pasado en esos mismos rubros se invirtieron tres millones 951 mil pesos, siete millones 984 mil 847 pesos con 79 centavos y cuatro millones 688 mil 226 pesos, en ese mismo orden.

En este 2013 la integración del presupuesto aprobado quedó en cuatro millones 781 mil 920 pesos, nueve millones 177 mil 228 pesos y cuatro millones 921 mil 580 pesos, respectivamente.

Sin embargo, y pese a estas grandes cantidades asignadas a la ASEY, su titular, René Márquez Arcila, no ha hecho, actividades que pudieran justificar tan elevado presupuesto anual. Las actividades que se le han publicado han sido cursos.

de capacitación dirigidos a los alcaldes para la entrega-recepción en los cambios de Gobierno, como pláticas en materia de transparencia y rendición de cuentas, así como el procedimiento a seguir para la presentación de sus respectivos informes financieros.

Pero aun habiendo irregularidades en la entrega de dichas cuentas por parte de los alcaldes, Márquez Arcila no ha hecho nada para emitir alguna sanción contra éstos y las cuentas con presuntas irregularidades en el manejo de recursos siguen sin resolverse.

Tan sólo en la pasada legislatura, se informó que los alcaldes dejaron cuentas pendientes por más de 200 millones de pesos, entre los que se señalaba a la administración del ex alcalde panista, César Bojórquez Zapata, cuya administración reportó supuestas anomalías en sus cuentas por más de 80 millones de pesos.

Sin embargo, aunque el ahora ex edil se puso a disposición para aclarar las acusaciones en su contra, éste nunca fue llamado a comparecer y la ASEY, nunca inició ningún tipo de proceso por el supuesto desvío de recursos.

 

Noticia anterior

China lanza sonda Chang’e 3

Siguiente noticia

Tercer aniversario de Samantha Acosta