Inicio»Mundo»Narcotráfico, violencia y pobreza preocupan al Papa

Narcotráfico, violencia y pobreza preocupan al Papa

0
Compartidos
Google+

CIUDAD DEL VATICANO.— El Papa Francisco manifestó su preocupación por la violencia, el narcotráfico y la pobreza que se vive en México, ante los obispos mexicanos que realizan la visita Ad Limina, a quienes recomendó intensificar la pastoral de la familia, de modo que, “frente a la cultura deshumanizadora de la muerte y se convierta en promotora de la cultura del respeto a la vida en todas sus fases, desde su concepción hasta su ocaso”.

“Las múltiples violencias que afligen a la sociedad mexicana, particularmente a los jóvenes, constituyen un renovado llamamiento a promover un espíritu de concordia a través de la cultura del encuentro, del diálogo y de la paz”, dice el texto del discurso del Papa Francisco entregado a 80 obispos mexicanos durante el encuentro que sostuvieron este lunes en la Sala Clementina del Palacio Apostólico, en ocasión de su visita Ad Limina.

En la reunión estuvieron presentes, entre otros, los cardenales Francisco Robles Ortega, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y el arzobispo de México, Norberto Rivera Carrera.

El Papa recordó a los mexicanos que se ven obligados a atravesar la frontera con EU, a los que caen en manos de los sicarios y el problema de la droga en ese país. Pidió a los obispos mexicanos permanecer siempre junto al pueblo y aseguró que sigue de cerca las problemáticas que afronta cotidianamente el país latinoamericano.

Francisco recibió a prelados de México, quienes se encuentran en Roma participando estos días de una especial visita para informar sobre la situación en sus diversas diócesis. El Pontífice les entregó un largo discurso por escrito, el cual prefirió no leer. En cambio, pronunció unas breves palabras improvisadas y después saludó de mano a cada uno de los obispos.

En su mensaje aseguró haber “aprendido mucho” de su encuentro con los pastores mexicanos, reconoció que en diversos sectores del país se viven “problemas serios”, pero dijo que la Iglesia allí “está consolidada sobre fundamentos muy fuertes”.

“Parte de sus hijos atraviesan la frontera, todos los problemas de las migraciones, aquellos que no llegan del otro lado. Muchos hijos mueren, hijos asesinados por mano de los sicarios contratados. Todos estos son problemas serios”, manifestó.

“Y después la droga que ustedes sufren muy seriamente. Cuando un campesino te dice: ¿Qué quieres que haga? Si cultivo maíz vivo un mes, si cultivo opio ¡Vivo todo el año!”, agregó.

Por ello les pidió “negociar con Dios por el pueblo”, lo cual se hace rezando y siempre al lado de la gente.

Noticia anterior

Tráiler abandona carretera federal

Siguiente noticia

“Los grandes muertos” se quedan para siempre