Inicio»Mundo»Ley Energética

Ley Energética

0
Compartidos
Google+

MÉXICO, DF.— El acuerdo entre el PRI y el PAN violatorio al procedimiento legislativo, fue exhibido por el propio coordinador panista, Jorge Luis Preciado, quien anunció que su partido negociaba directamente con el Gobierno Federal y no en las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos, donde las izquierdas reclamaron debatir e ir al fondo de los contenidos, en tanto que los legisladores del PRI, el Partido Verde y los pocos asistentes del PAN les dieron la vuelta.

En medio del inicio del Mundial de Fútbol en Brasil, con el partido inaugural y el primero entre México y Camerún, el PRI y el PAN no aceptaron siquiera la posibilidad de reclamarle al Gobierno que negara tiempos de Estado para difundir cápsulas en la televisión sobre este debate. Un oficio enviado por la Secretaría de Gobernación afirmó que no era viable esta petición porque “sería una carga desproporcional para los concesionarios”, es decir, para los dueños de las televisoras.

Aún con todo en contra por la presión de dictaminar fasttrack y el escaso interés de los medios masivos en este debate, los senadores del PRD y del PT insistieron en que las mesas directivas de las comisiones debían respetar su derecho a debatir artículo por artículo el tiempo que fuera necesario, y no los 15 minutos como máximo por legislador que impuso el formato.

“El procedimiento que acordaron las comisiones es ilegal, porque viola el reglamento del Senado”, sentenció el panista Javier Corral, presidente de la Comisión de Régimen y Prácticas Parlamentarias, quien finalmente emitió un dictamen sobre el formato de debate de las comisiones, la tarde del viernes 13, y acreditó las críticas reiteradas de los legisladores del PRD y del PT. Ambas bancadas se retiraron de las comisiones, ya que ni el PRI ni el PAN estuvieron dispuestos a modificar la dinámica ni las fechas.

“Se está inaugurando un nuevo método para reglamentar los debates en el Senado sin modificar la ley. Y se está insistiendo en una muy mala decisión. Veo mucha soberbia y mucha impericia política, porque ni el PRI ni el PAN necesitan hacer esto para lograr la aprobación de la reforma energética”, abundó Corral, quien recibió presiones e insinuaciones para que se hiciera “ojo de hormiga”, frente a las reiteradas protestas de los legisladores de las izquierdas.

“No puede ninguna mayoría legislativa, violentar el derecho de los legisladores a reservar los artículos que quiera. Las comisiones no pueden sustituir a la ley del Senado”, insistió. “Esto mancha la reforma energética, que ya de por sí es cuestionable y discutible en sus contenidos. Le suman una ilegitimidad absolutamente innecesaria”, abundó.

El coordinador del grupo parlamentario del PRD, Miguel Barbosa, al filo de las 16 horas del viernes 13, anunció el retiro de su bancada en las comisiones pidiendo que se “restablezca la legalidad”. “No estaremos presentes en esta simulación”, sentenció. Molesto, desde la tribuna le espetó a la Mesa Directiva: “Ahí se quedan para hacer lo que quieran con la legalidad”.

Por su parte, Manuel Bartlett, coordinador de la fracción del PT, afirmó que toda esta crisis de procedimiento es porque “tienen un acuerdo el PAN, el PRI y el Gobierno Federal para que las decisiones reales se tomen en sus negociaciones y todo el trabajo de comisiones sea una farsa”.

Bartlett recordó las declaraciones de Jorge Luis Preciado, quien dos días antes sostuvo que su partido no se iba a prestar a las “tácticas dilatorias” del PRD y del PT, y que el PAN negociaba directamente con el Gobierno Federal sus seis temas “irreductibles” para votar a favor del paquete energético.

 

LAS NEGOCIACIONES DEL PAN

Apenas un día antes, el jueves 12, Preciado volvió a reconocer que negociaban sólo con el PRI y el Gobierno. “La negociación está con senadores que quieren hacer la reforma, senadores del PRI y del PAN. El PRD ni quiere la reforma; lo que quiere es debatirla en comisiones. Bueno, ya están las comisiones instaladas, que den el debate. Pero lo que hemos visto no es un debate de fondo. Es una descalificación al modelo y es una descalificación al procedimiento”, explicó el colimense.

Según Preciado, si se reservaban todos los artículos de las cuatro leyes del primer paquete energético, “en lugar de 13 días te vas a tomar 110 días. ¿Por qué? Porque todos los legisladores se pueden reservar un artículo y eso te va a llevar a una discusión bizantina de tres meses”.

En contra de esta posición, Javier Corral, entrevistado por Proceso, afirmó que, siendo realistas, sólo iban a extenderse cuatro días más y a modificar algunos artículos. “Esta dinámica de soberbia y saturación legislativa va a acabar por dañar a todos”, reflexionó.

Oficialmente, el PAN condicionó su voto a favor del paquete de leyes energéticas a la aprobación y los cambios en las entidades, derivada de la reforma político-electoral.

Desde el martes 10, el PAN planteó seis temas “irreductibles” que anunciaron como elementos de negociación con el Gobierno Federal: los consejeros independientes; los presidentes de los nuevos órganos reguladores; las facultades de la Comisión Nacional de Hidrocarburos; la administración de los recursos del Fondo Mexicano del Petróleo; el fortalecimiento de Pemex como empresa, y la no afectación de los derechos de los dueños de la tierra, sean comunales, ejidales o pequeños propietarios.

Extraoficialmente, uno de los temas “irreductibles” que el PAN está negociando con el Gobierno, es la incorporación de varios ex funcionarios y cuadros panistas a los nuevos órganos reguladores del sector energético y eléctrico, así como mayores atribuciones.

Tres horas después de la salida del PRD y del PT de la sesión en comisiones, el priísta David Penchyna, acompañado por legisladores del PRI y por la senadora del Partido Verde, Ninfa Salinas, ofreció una breve rueda de prensa para acusar a los legisladores de izquierda de “adoptar tácticas dilatorias”.

“No permitiremos ni el chantaje ni campañas de medias verdades”, insistió Penchyna y defendió el formato del debate y el calendario, los cuales, dijo, fueron decididos por las mesas directivas.

 

LAS “INTERVENCIONES” DE GAMBOA

Desde el principio de la sesión de comisiones unidas, tanto PRD como PT pidieron modificar el formato de debate, realizar una “moción suspensiva” por las irregularidades y le solicitaron al presidente de la Mesa Directiva del Senado, Raúl Cervantes, que le solicitara a la Secretaría de Gobernación ceder tiempos de Estado en medios electrónicos para que se transmitieran cápsulas de la discusión en televisión abierta.

Durante 10 horas, los integrantes de las comisiones de Energía y Estudios Legislativos Primera discutieron acerca de la validez o invalidez legal del formato de debate propuesto por las presidencias. Le cobraron con ironías y reclamos a Penchyna, el incombustible legislador priísta, el hecho de que días antes llamara “idiotas”, a quienes criticaron que se empalmara la reforma con el Mundial de Fútbol.

Alrededor de las 20 horas del martes 10, cuando estaba entrampado el debate, Emilio Gamboa Patrón propuso un receso para que los coordinadores de las bancadas resolvieran darle agilidad al procedimiento. Penchyna se molestó y amagó a su coordinador con renunciar a la presidencia de la Comisión de Energía si cedían a los reclamos de las izquierdas, según trascendió entre los senadores.

Gamboa Patrón respaldó al legislador hidalguense, que lo mismo se pelea con opositores que regaña a los asistentes a la sesión de comisiones y califica de “mentiroso” al ex presidente brasileño Lula da Silva, por criticar el Mexican moment.

Después de las 22 horas, los senadores aprobaron finalmente, con nueve votos a favor y cinco en contra, el formato de debate que criticaron los perredistas y petistas. La mayoría del PRI, PAN y Partido Verde se impuso, pero el coordinador perredista, Miguel Barbosa, recordó que había una petición de su partido por la “moción suspensiva” al considerar que se violentaba el reglamento.

El miércoles 11 las comisiones reanudaron sesiones con el mismo punto: si había o no violación al reglamento y si se esperaba el dictamen de la Comisión de Régimen y Prácticas Parlamentarias, presidida por el panista Javier Corral, para determinar si existía violación o no a la legalidad interna del Congreso.

El priísta Enrique Burgos, presidente de la Comisión de Gobernación, argumentó que no se podía proceder a la “moción suspensiva” porque este mecanismo parlamentario sólo se aplica en los debates ante el pleno y es materia para los debates en lo general, no en comisiones.

De nuevo, Emilio Gamboa volvió a intervenir en la sesión de comisiones unidas para exhortar a sus homólogos del PRD y del PT a que iniciaran el debate sobre el contenido de las leyes, sin importar la legalidad.

“Decir que no se les escucha me parece incorrecto”, les reprochó a los legisladores de izquierda, y les solicitó que entraran al debate, en lo general, de las leyes de Hidrocarburos, de Inversión Extranjera, Minera y de Asociaciones Público-Privadas que se presentaron.

“Ustedes creen que se está violando el reglamento. Nosotros creemos que no. Alguien lo va a tener que dictaminar. ¿Qué pido? Ya no discutamos eso. Vayamos a lo que nos convocan, a tratar con un gran orden los cuatro paquetes que ya se han presentado”, exhortó Gamboa.

Pragmático, el coordinador de los senadores priístas hizo una convocatoria inédita: “Olvidémonos que si es legal o no, eso ya quedó claro. La izquierda dice que es ilegal. Nosotros decimos que es legal. No nos vamos a poner de acuerdo. No hay juez aquí. Pongámonos a discutir la esencia de lo que hoy día nos trajo”.

El viernes 13, poco después del partido entre México y Camerún en el Mundial de Brasil, Gamboa Patrón dijo que le daba mucho gusto “que la izquierda de mi país esté sentada en el debate. Nos interesa escucharlos. Hoy ya tenemos el resumen de los tres días, lo vamos a analizar con gran detenimiento. Son valiosas muchas de sus opiniones.

“El dictamen no está todavía ni aprobado ni estamos cerca de tener un dictamen. Vamos a acercarnos al dictamen que quiera la mayoría de los senadores y así se llevará al pleno. Hoy ha sufrido más de 44 cambios desde que llegó por parte del Presidente de la República”.

Después que Gamboa presumió que las izquierdas dieran su punto de vista, el PRD y el PT se fueron de las comisiones dictaminadoras.

Jenaro Villamil

 

Noticia anterior

Crecen homicidios dolosos y secuestros en abril: ONC

Siguiente noticia

Rusia rescata empate 1-1 ante Corea del Sur