Inicio»Internacional»“Niños brujos” de África

“Niños brujos” de África

0
Compartidos
Google+

Los llaman enfants sorciers, “niños brujos”. De edades muy cortas, a veces poco más que bebés, son las nuevas víctimas de la República Democrática del Congo.

Acusados por sus familiares de practicar poderes ocultos, sufren humillaciones, maltratos y exorcismos. ¿Su delito? Vivir bajo las desgracias de la vida cotidiana: eso basta para que se los lleven de casa y corran el riesgo de ser quemados vivos. Se trata de una lacra que afecta a más de treinta mil niños sólo en la capital, Kinshasa.

“Lo quemaron vivo delante de mis ojos. Lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego con una cerilla. Eudes gritaba, pidiendo clemencia, pero al cabo de un momento ya estaba envuelto en llamas”. Balndine habla con un hilo de voz y no puede contener las lágrimas mientras cuenta la terrible muerte de su hijo.

Ya han pasado unos meses desde aquel día, pero todavía sigue en estado de shock. Eudes tenía seis años y era sospechoso de ser un pequeño brujo. “Fueron nuestros vecinos los que lo mataron. Lo acusaban de hacer hechizos y de preparar fetiches mortales”. Hacía tiempo que trataban de hacerle daño; la policía local lo sabía, pero no consideró necesario intervenir para proteger al niño.

“Esa mañana, aprovechando la ausencia de mi marido, lo secuestraron y se lo llevaron a su casa a la fuerza. A mí me inmovilizaron tres hombres. Eudes estaba a unos cuantos metros de mí y gritaba mi nombre mientras se quemaba”.

La historia de Balndine es sólo uno de muchos casos de sorcellerie, de brujería, que a menudo tienen como protagonistas a niños.

Noticia anterior

PJGE, sin declaración de chofer de autobús

Siguiente noticia

Exigen destitución de directivos del Cobach