Inicio»Mundo»Tiroteo en iglesia de Texas deja más de 20 víctimas mortales

Tiroteo en iglesia de Texas deja más de 20 víctimas mortales

1
Compartidos
Google+

Texas.- Un hombre armado entró a la iglesia First Baptist Church, en la localidad de Sutherland Springs y dejó a varias personas heridas que se encontraban en el servicio dominical.

De acuerdo con medios locales, habría dejado al menos 26 víctimas mortales y 20 heridos; las edades de las víctimas van de los 18 meses a los 77 años.

El hombre, identificado como Devin Patrick Kelley, de 26 años, llegó a la capilla vestido completamente de negro y con un chaleco antibalas, cargando un arma semiautomática. Entró por la puerta principal mientras se realizaba la ceremonia y caminó por el pasillo central mientras disparaba a las personas que estaban presentes.

Un testigo que estaba armado comenzó a perseguir al agresor cuando intentó huir de la iglesia. El atacante subió a su camioneta pero el testigo pidió ayuda a una persona que pasaba en su vehículo en el lugar para perseguirlo.

Después de varios metros recorridos, el atacante chocó contra una barda, pero al ir a enfrentarlo, se dieron cuenta de que estaba muerto, presuntamente se suicidó durante la persecución.

El Departamento de Seguridad Pública de Texas informó que el motivo que lo llevó a realizar el acto fue por problemas familiares. Agregó que ya había amenazado a su suegra con anterioridad.

“No tuvo una motivación racial, y tampoco estuvo relacionado a creencias religiosas. Había un problema doméstico con sus familiares políticos” declararon.

Kelley sabía que su suegra asistía a esa iglesia usualmente, pero el día del ataque no acudió.

De acuerdo con testigos, en la celebración participan al menos unas 50 personas y escucharon unos 20 disparos.

Al lugar llegaron los servicios de emergencia para trasladar a los heridos a los distintos hospitales de la zona.

 

 

Fuente: EP, ART

Noticia anterior

Águilas de Escárcega hunde más a Delfines

Siguiente noticia

Niño con síndrome de Down fallece al caer desde un séptimo piso