Inicio»Mundo»Maquillaje barato… peligro latente

Maquillaje barato… peligro latente

1
Compartidos
Google+

En esta temporada el maquillaje es indispensable, ya sea para regalos o para lucirlo en las fiestas decembrinas. Pero la mayoría de las marcas venden sus productos a precios elevados por lo que las empresas clandestinas han aprovechado para vender replicas a precios absurdos.

Muchos consumidores anhelan con tener productos de grandes marcas como Bobbi Brown, Kylie Jenner, Urban Decay o MAC, pero al tener precios tan elevados, optan por una opción más económica sin pensar en las consecuencias de su uso.

Muchas de estas marcas han realizado campañas e investigaciones para advertir a los consumidores sobre los riesgos a los que se exponen al usar estos productos de origen chino en su mayoría.

Infortunadamente ha incrementado el mercado de productos clandestinos, ya que es fácil adquirirlos, por lo que su demanda va en aumento en la sociedad. El producto puede encontrarse en tianguis, puestos pequeños e incluso se vende en redes sociales.

Estos productos replica pueden lucir muy similares en empaque y formula, pero la piel puede no sentirla de la misma manera e incluso reaccionar.

Las replicas poseen ingredientes que no se encuentran en los productos originales como plomo, mercurio, aluminio, cianuro, arsénico, bacterias, gasolina, pintura, pegamento o incluso orina, son algunos de los elementos que se han detectado al someterlos a estudios.

De acuerdo con Daily Mail, estos productos tienen hasta 19 veces más el nivel permitido de plomo, el cual puede acumularse en el cuerpo humano durante varios meses antes de desencadenar un envenenamiento.

El envenenamiento por plomo puede causar pérdida de memoria, dolores articulares, musculares y dolores de cabeza. Las mujeres embarazadas corren el riesgo de aborto espontáneo o parto prematuro si están expuestas en exceso a ese tóxico.

El mercurio fue encontrado en maquillaje de ojos como máscaras de pestañas y lápices delineadores. Es altamente tóxico y puede dañar el corazón, riñones, el sistema inmunológico, los pulmones y el cerebro.

Las bacterias son otro elemento al que están altamente expuestos estos productos al ser fabricados en la clandestinidad sin las altas normas de higiene ni las prácticas sanitarias exigidas. Normalmente se realizan en condiciones precarias carentes de cualquier normativa.

El daño de estos elementos nocivos en el organismo, son acumulativos, y no se desencadenan tras una sola aplicación del producto, sino como consecuencia de una exposición prolongada en el tiempo.

El uso de estos productos puede generar alergias en la piel, infecciones oculares o daños en nuestros órganos. Además que los químicos que contienen pueden causar cáncer y otras enfermedades.

Es mejor cuidar de nuestra salud que de la economía, como dicen, lo barato sale caro y es mejor utilizar marcas mexicanas o de farmacia con precios más accesibles que arriesgarnos utilizando productos pirata o replica solo por una marca para presumir.

 

Fuente: Redacción, BCH

Noticia anterior

Suspende Comuna biciruta a petición de la Canacome

Siguiente noticia

Buscará Anaya Presidencia por el Frente