Inicio»Mundo»Edgardo recorre todo el país y rescata a perros en el camino

Edgardo recorre todo el país y rescata a perros en el camino

1
Compartidos
Google+

La historia de Edgardo se ha dado de conocer en redes sociales, él, originario de Nayarit, decidió recorrer el país con un triciclo y en su camino encontró una nueva vocación: ayudar a perros abandonados y ahora es conocido como “Edgardo Perros”.

Edgardo Zuñiga Juárez salió en 2013 de su casa en Nayarit, decidido a recorrer todo el país por la costa acompañado de sus perros “Chilletas”, “Payasito”, “Lupe”, “Pancho”, “Blankito” y “El Negro”. Los subió a su triciclo junto con un garrafón de agua, una muda de ropa y cobija y camino por toda la costa hasta llegar a Chihuahua, cruzó Baja California y bajó por Sonora.

Él encuentra perros en la carretera, muchas veces heridos y se dedica a curarlos, llevarlos a esterilizar y luego buscarles un hogar. Los recursos los obtiene de gente que lo conoce o sabe su historia y lo apoya con medicamentos o dinero para continuar su noble labor.

“Yo soy de Nayarit y llevó casi 5 años viajando. (Los perros) Son de muchos lugares, pero son los que casi nadie adoptó, pero adoptaron muchos en la península. Aquí apenas en el pueblo de atrás adoptaron dos. Voy viajando por la pura orilla, por ejemplo, Tijuana, La Paz, Los Cabos, La línea Norte, Chihuahua, Coahuila, Veracruz, Tabasco, Campeche, Yucatán, Quintana Roo, ahorita vamos a salir al entronque para salir a Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Colima, Jalisco y regresar a Nayarit, si Dios nos presta vida verdad” dijo.

En el triciclo lleva croquetas, agua, trastes para alimentar a los perros, medicamentos y distintos objetos que encuentra en el camino y que luego vende para poder solventar su estilo de vida y seguir atendiendo a más perritos.

Los perros lo acompañan caminando, pero cuando se cansan no dudan en subirse al triciclo y disfrutar del viaje cómodamente.

“He traído hasta 27 perros y he dado en adopción a unos 400 en 5 años, con ayuda de mucha gente. Ya soy una persona grande y nunca es tarde para hacer algo bueno, algunos le echan a niños quemados, con síndrome de Down, pláticas de alcohólismo, de superación personal, apoyan a gente que se queda sin empleo, yo opté por perros, otros optan por gatos, delfines, la cosa yo creo es no ser indiferente” agregó.

Si usted llega a verlo durante su travesía, no dude en apoyarlo con su noble labor, ya sea obsequiándole alimento para él y para sus perros, medicamentos o frazadas para las noches frías. Además puede apoyarlo económicamente para que continúe curando y esterilizando a más perros.

 

Fuente: DDI, NTV

 

Noticia anterior

Mujer y familias, pilares de un México más fuerte: Juana Cuevas

Siguiente noticia

Estados Unidos prohíbe a sus trabajadores ir a Playa del Carmen