Inicio»Municipios»Exigen responsabilidad a choferes de combis

Exigen responsabilidad a choferes de combis

0
Compartidos
Google+

La salida y volcadura de la combi del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV) ocurrido este miércoles en la carretera a Villahermosa confirma que esas unidades son una bomba de tiempo, no solo porque las conducen a exceso de velocidad, sino por el sobrecupo que registran.

Vecinos de esta ciudad, entre ellos, Luis Eduardo López, Gabriel Marín Gómez, Salvador Torres Guillermo y Jazmín de los Andrea Pérez, expusieron que no se debe jugar con la vida de las personas; quienes prestan el servicio de transporte deben ser responsables y tener cuidado, para evitar accidentes de fatales consecuencias.

En esta ocasión, dijeron, solo hubo heridos, pero no siempre se corre con la misma suerte. Antes de que ocurra una desgracia, debe demostrarse que las unidades cuentan con el seguro de viajero, que sus conductores son personas capacitadas y lo primordial es que no continúe el sobrecupo.

Por unos cuantos pesos se pone en peligro a personas, eso es lo lamentable y queda demostrado que hay inseguridad en esas unidades. Otro de los aspectos, es que los vehículos reúnan las condiciones de seguridad y garanticen el adecuado servicio a los usuarios, señalaron.

Es importante poner orden en ese servicio que en los últimos meses ha cobrado auge en la entidad. Para nadie es un secreto, afirmaron, que hay irregularidades, pues no se respetan las rutas, además, hay unidades que no tienen el permiso para operar, pero lo hacen, amparadas por la protección que les otorgan las propias autoridades de transporte.

Hace unas semanas fue detenida una combi por estar irregular, pero de nada sirvió, porque a las pocas horas le permitieron trabajar; eso confirma que hay un contubernio y complicidad entre los responsables del Transporte en la entidad y los dueños de esas unidades, junto con las corporaciones policiacas.

Finalmente, señalaron que  la verificación debe realizarse, pues hay muchas unidades que prestan el servicio a los ejidos que ya están obsoletas y que, sin duda, representan un peligro para los usuarios.

Noticia anterior

Ni mata ni apendeja consumir soya transgénica

Siguiente noticia

Con hambre, 85% de los campesinos