Inicio»Municipios»Manifestación cobra vida en Don Samuel

Manifestación cobra vida en Don Samuel

0
Compartidos
Google+

Habitantes del ejido Don Samuel exigieron fincar responsabilidades al grupo de personas que trata de correr al médico José Antonio Ramírez, pues por la toma de instalaciones por más de una semana, hace poco falleció Domingo Rodas Ruiz quien era diabético y no pudo recibir su control.

Manifestaron que por causa de ese grupo son afectados pacientes de esta y otras comunidades que reciben atención en la clínica IMSS–Prospera.

Dijeron que respaldan la labor del doctor José Antonio Ramírez e indicaron que los disidentes que sólo son 17 familias han aprovechado que algunos de ellos son familiares del agente municipal y ejidal, Abelardo López Montejo y Olivio López Velueta para ejercer presión ante las instancias competentes.

Encabezados por Carlos Torres López quien es Consejo de Vigilancia de esa localidad, así como también por Alfredo Díaz Santos, Enedino Santos Pascual, María Isabel Hernández López,  Leobardo Narváez y Paula Vázquez Fuentes, aseguraron que aquellos que se oponen a que el médico siga trabajando son personas que no necesitan el servicio.

 

ORIGEN DEL PROBLEMA

Indicaron que el problema se derivó porque una señora conocida ampliamente por toda la población por ser conflictiva quien responde al nombre de Imelda Reynoso Utrilla, quien labora también en la Vice Fiscalía General Regional y siempre llegaba tarde a sus pláticas o de plano no asiste, exigió al médico que le pusiera asistencia o le armaría “un movimiento”.

Como el médico aplicó la medida correctiva, Imelda Reynoso se dedicó a levantar a sus familiares en su contra y empezó a acusarlo de que les brindaba malos tratos.

“Nosotros no tenemos quejas, estamos conscientes de que el doctor ha realizado un buen trabajo, la atención que recibimos siempre ha sido con amabilidad y tenemos conocimiento de que aunque se le investigó no se la ha podido comprobar nada de lo que lo acusaban”, señalaron.

Mencionaron que el grupo conflictivo es apoyado por integrantes de las denominaciones religiosas de los Testigos de Jehová y del Buen Pastor, quienes no creen en la medicina, en lugar de velar por la unidad y la paz social del poblado, contrario a lo que profesan se han dedicado a ocasionar conflictos entre la sociedad.

Mientras tanto, dijeron, están afectando a toda la población y a derechohabientes de comunidades de la región que reciben atención en esta clínica.

Exigimos a las autoridades competentes que definan la situación de esta clínica antes de que otros pacientes con enfermedades crónicas degenerativas se agraven por esas pugnas que impiden la prestación del servicio, concluyeron los habitantes.

Noticia anterior

Grave, deterioro de postes de concreto

Siguiente noticia

Deja “La Reina del Pacífico” el penal