Inicio»Municipios»Da a luz en casa del vecino

Da a luz en casa del vecino

0
Compartidos
Google+

En la madrugada del día 16 de septiembre, la joven de 22 años María Luisa Cano Arregin, dio a luz a su hijo en el interior de una casa particular ubicada en la calle 39 S/N de la colonia Vicente Fox de esta ciudad; todo debido a la negligencia del Hospital General de Candelaria.

La joven, en compañía de sus padres Antonio Cano Álvarez  y Esperanza Arregin Parra, acudió al policlínico a las 3 de la madrugada del día 15, ya que presentaba dolores de parto, pero no la quisieron atender llevándose por respuesta que se volviera a su casa pues aún “le faltaba” para que naciera el bebé.

La familia regresó a su vivienda entonces; pero más tarde el malestar se intensificó, no quedando más opción a los papás que llevar a la mujer al domicilio de un vecino, paramédico de profesión, llamado Amado Santos Juárez Murillo, quien hizo la labor de alumbramiento de la criatura, suceso que tuvo lugar en el suelo de la sala de su hogar, que fue mudo testigo del nacimiento de este nuevo mexicano.

Santos no quiso cortarle el cordón umbilical al recién nacido, argumentando que no tenía las herramientas adecuadas, por lo que hasta las 7:50 a.m., cuando la ambulancia del hospital arribó al sitio, el doctor Rodrigo Meza de los Santos se encargó de realizar dicha operación, valorando asimismo a la joven mamá.

Acto seguido, María, rodeada a esas alturas por un grupo de familiares y vecinos, fue colocada en una camilla y derivada al nosocomio donde antes la rechazaron, para darle la atención debida, junto a su nene.

Amado Santos y los familiares de la muchacha externaron su inconformidad por la pésima atención conferida por el hospital.

Sin embargo esta “aventura” también incluyó al personal de paramédicos de Protección Civil del Ayuntamiento, que fue solicitado para presentarse a la emergencia, pero jamás acudió, pretextando que no tenía gasolina la ambulancia.

Lo peor es no es la primera vez que sucede esto; ya en otras ocasiones han respondido lo mismo, expresó con indignación la parentela de Cano Arregin.

Noticia anterior

Deslucido desfile cívico

Siguiente noticia

Egresan de la Escuela de Gastronomía