Inicio»Municipios»Remoción de funcionarios tema principal de Cabildo

Remoción de funcionarios tema principal de Cabildo

0
Compartidos
Google+

PALIZADA.— El martes sesionará el Cabildo y uno de los temas esperados por la ciudadanía es la confirmación de la destitución de Olga del Carmen Lara Casanova y José Ángel Carbajal Buenfil, al cargo de tesorera y contralor interno, respectivamente.

TRIBUNA tiene copia de la solicitud firmada por los siete regidores, los panistas José Francisco Delgado Martínez, Lourdes del Carmen Paredes Díaz, Aurora Guzmán Sánchez y Ramón García Mendoza, y los priístas María Concepción Rodríguez Méndez, Valentín Mario Roldán Zavala y Fermín Abraham Díaz Damas.

Delgado Martínez y Roldán Zavala advirtieron que no avalarán la sesión, en caso de que la remoción solicitada por siete de nueve concejales, sea de los últimos puntos del orden del día.

Mientras que el alcalde Pedro Javier Ayala Cámara intentará de nuevo dar largas al asunto y proteger a sus funcionarios como ha ocurrido en reuniones anteriores.

El munícipe tratará de imponer como secretario del Ayuntamiento a José Joaquín Calcáneo Zaldívar, tras poco más de un mes de quedar acéfalo el despacho por la renuncia de Onésimo Darío López Solís.

Aunque arreció la falta de carácter y manipulación de algunos cabildantes al firmar la cuenta de enero, la cual habían rechazado por múltiples irregularidades y gastos excesivos sin fundamento, la petición de los regidores para la expulsión de ambos funcionarios sigue vigente.

Lara Casanova se iría por malos manejos del erario y su enorme desconocimiento en el ramo recaudatorio, distribución legal sustentada, sana administración y transparencia en el control de las finanzas municipales.

Carbajal Buenfil sería cesado por abandonar sus tareas, al dedicar el mayor tiempo de su horario de trabajo al quehacer de la tesorería, también es señalado de estar vinculado con las facturas apócrifas e infladas que ha pagado el Ayuntamiento.

La tesorera no cuenta con el perfil profesional, ni el conocimiento en materia financiera, la opacidad en el manejo del recurso, el pésimo carácter para tratar a empleados y funcionarios.

La autoridad también incumplió en la demanda del 29 de abril, donde requirieron copias firmadas y selladas del estado financiero que guarda el municipio y la balanza de comprobación de gastos por el periodo comprendido del primero de enero al 31 de marzo.

Noticia anterior

Lodosas calles en la Fox

Siguiente noticia

Destinan 350 mdp a pesca y acuacultura