Inicio»Municipios»Candelaria, tierra de nadie por edil apático

Candelaria, tierra de nadie por edil apático

0
Compartidos
Google+

Candelaria es tierra de nadie, impera la inseguridad, además que su presidente municipal Salvador Farías González no ha hecho ninguna obra a favor de su pueblo, no colabora para regularizar tierras, afirmó el dirigente del Frente Campesino Independiente “Emiliano Zapata” (Freciez), Luis Antonio Che Cu.

En Candelaria hay preocupación de la población por la inseguridad que se vive y el alcalde Farías González no hace nada para poner un alto a esta situación, ese municipio es tierra de nadie, en toda la frontera hay una anarquía total.

Che Cu dijo esperar que se le ponga un alto o que se investigue al propio alcalde de su extraña actuación de no hacer nada por la inseguridad, ya que se agudizan los crímenes, se violenta más el municipio, hace falta implementar seguridad.

Candelaria se ha vuelto propicio para la delincuencia, el tráfico de madera, el paso de indocumentados,  tráfico de drogas, armas.

El peor de los problemas, es que el edil tampoco hace nada por su pueblo, se dedica a otras cosas menos a las obras públicas, lo que retrasa el desarrollo del municipio.

En este sentido, es el reclamo de los campesinos a quienes tiene en el abandono, no los apoya para la regularización de sus tierras, que es el problema más grande del municipio, del Estado y resto del país.

Che Cu recordó, Farías durante su campaña prometió resolver el problema de tierras y hasta el momento no ha dado la cara, otra promesa es solucionar el problema de caminos, energía eléctrica, agua, lo que tampoco ha cumplido, y que es precisamente lo que campesinos le recriminaron recientemente, que no ha dado cumplimiento a sus compromisos de campaña.

El munícipe tiene “maiceadas” a exautoridades como Luis Laturnería Pérez, excomisario de Miguel Alemán, para que ante cualquier crítica de inmediato salgan en su defensa.

Noticia anterior

Encabezan SSP y FGE quejas, dice Codhey

Siguiente noticia

Comparten sexoservidoras su historia