Inicio»Carnaval 2017»Tranquila pintadera

Tranquila pintadera

0
Compartidos
Google+

CALKINÍ.- Con saldo blanco concluyó el Martes de Pintadera en el municipio.

En la cabecera y las tres juntas municipales de  Dzitbalché,  Nunkiní y Bécal, la jornada transcurrió con tranquilidad.

En Bécal, la gente respetó las medidas adoptadas desde  el  trienio del exedil Manuel  Acosta  Rosado, de realizar la pintadera en el campo deportivo Oriente con el tradicional “toro gol”, y  respetar edificios públicos.

En Dzitbalché, se  hizo en las calles de la ciudad, el parque principal y el campo deportivo, aunque en este espacio acudió poca  gente.  Los pochobes inauguraron esa actividad alrededor de las nueve de la mañana.

En  Nunkiní la actividad inició al mediodía. TRIBUNA captó momentos en que incluso amas de  casa convivían en el baile con los osos y domadores.

Se reforzó la vigilancia policiaca en Dzitbalché,  Tepakán y Santa  Cruz Pueblo, y hasta el cierre  de la edición se  reportaba  saldo blanco, de acuerdo con el comandante  de la Policía  Municipal,  Eyder  Abraham Pech Pantí, quien señaló que  la  tradición de los pochobes amenaza  con desaparecer porque se  ha convertido  en una obligación  pedir dinero a los automovilista, lo cual no es  el fin, sino divertir a la  gente.

En Tepakán, por ser foco rojo, se cerraron ambos accesos a la comunidad desde las 11 de la mañana, para evitar incidentes. Hubo algunos disgustos ya que pintaron algunos vehículos particulares.

En la cabecera municipal  la pintadera se llevó a cabo en las calles de la ciudad, más tarde se realizó la presentación de algunas comparsas en la cancha techada del barrio Kilakán y después el tradicional toro petate.

En Isla Arena, en esta edición  del Carnaval no se realizó actividad alguna, lo que causó malestar.

Noticia anterior

Batallas entre niños y jóvenes

Siguiente noticia

Casi en extinción el Martes de Pintadera