Inicio»Municipios»Golpe al delito ambiental

Golpe al delito ambiental

0
Compartidos
Google+

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Gendarmería Misión Ambiental, durante la implementación del Operativo Frontera Sur 2017, aseguraron casi dos mil 500 metros cúbicos de madera, más de dos toneladas de carbón vegetal y vehículos.

También decomisaron cerca de 50 ejemplares de vida silvestre: tortugas, cocodrilo, cotorras, pericos, orquídeas e incautó pieles, cornamentas, además de carne de venado, pecarí, armadillo y cocodrilo.

Como parte del combate de la tala de especies forestales y extracción ilegal de especies de fauna y flora silvestre, la Profepa dispuso de 70 inspectores federales, adscritos a las subprocuradurías de Recursos Naturales e Inspección Industrial, con el apoyo de 210 elementos de la Gendarmería.

El Operativo Frontera Sur 2017 comprendió los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, en los cuales se estableció, durante cinco días continuos, vigilancia permanente en las Áreas Naturales Protegidas del Sureste del país.

Las acciones fueron encaminadas a atender las principales zonas de tala, caza furtiva y tráfico de especies de vida silvestre, además de combatir  el tráfico ilegal internacional de las mismas.

El operativo consistió en 108 acciones: 35 filtros de revisión al transporte de materias primas forestales, productos y subproductos de vida silvestre; 39 recorridos de campo en zonas de alto índice de tala clandestina y caza furtiva; además de 23 inspecciones a Centros de Almacenamiento y Transformación (CAT) que operan irregularmente, cinco inspecciones a predios y cuatro a Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA).

Igualmente, 9 acciones en materia de Inspección Industrial, donde se revisaron 124 contenedores de madera para exportación en el Recinto Fiscal Portuario de Progreso, Yucatán.

Noticia anterior

Atemoriza locatario a ambulantes autorizados

Siguiente noticia

Triunfa alumno de Itescam