Inicio»Municipios»Al sur, grave tráfico de madera y carbón

Al sur, grave tráfico de madera y carbón

0
Compartidos
Google+

ESCÁRCEGA.— Los recientes aseguramientos de madera y carbón vegetal en la carretera Villahermosa–Escárcega confirman que la zona sur, por su riqueza selvática, es propicia para cortar, industrializar y comercializar los recursos naturales, aunque también sirve para el trasiego de los productos derivados, sea hacia el centro del país o a Quintana Roo.

En los últimos cuatro meses han sido aseguradas cinco unidades con madera y carbón, por presentar irregularidades en sus guías. Los casos han sido turnados al Ministerio Público Federal o instancias como la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que liberan los camiones  y sus cargas al ser pagadas las multas. Los operadores no son identificados ni molestados.

El pasado tres de agosto en la carretera Villahermosa–Escárcega, la Policía Federal, División Caminos de la estación Escárcega, aseguró más de mil costales con carbón vegetal, procedente del ejido Noc Beh, Quintana Roo, con destino al centro del país.

La carga era transportada en un tractocamión Kenworth, con caja seca, conducido por Israel Alba Lara y la irregularidad fue documentación apócrifa. El caso quedó en manos del Ministerio Público Federal, que libero la unidad y el carbón.

El aseguramiento más reciente de madera ocurrió en el kilómetro 295 de la carretera Villahermosa–Escárcega. Se transportaba en un tractocamión International rojo, con placas 657 EH9, conducido por Jesús Adrián Arias Vidal y propiedad de Adán Gómez Luis.

La caja seca, donde iba la madera, es propiedad de Transportes y Servicios Especializados Ergo y procedía de Cunduacán, Tabasco, con destino a Othon P. Blanco, Quintana Roo. Se le detuvo porque tenía un excedente del que se registraba en la guía de traslado. Fue puesto a disposición de la Profepa, en la ciudad de Campeche.

 

GRAVE Y PREOCUPANTE

De grave y preocupante calificó Rigoberto Cisneros Arredondo, la tala ilegal y su comercialización en el sur, pero lo es más el hecho, de que esta zona sirve para el trasiego de madera y carbón, pues el mismo problema ocurre con armas y drogas, sin que las instancias correspondientes actúen con mayor dureza.

En esa región, expuso, es común que las guías se vendan al mejor postor por autoridades ejidales, que mantienen permisos de explotación. El corte por lo regular es en lugares prohibidos. Se forma un tumbo para su almacenamiento y esperan el momento para su traslado, que ocurre cuando existe la seguridad de que no serán molestados.

José Manuel Aragón García, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), aseguró que la Profepa y la Sermarnat se han convertido en dependencias inoperantes para combatir las actividades ilícitas. Sus funcionarios son cómplices de los campesinos y de quienes controlan el negocio, la mayoría de ellos, procedentes de otros estados, e incluso, amparados bajo fundaciones ecológicas.

Noticia anterior

Por culpa de la CFE, sin agua potable en Libertad

Siguiente noticia

Roba aparato digital