Inicio»Municipios»Saluda José Canul Aké con “sombrero ajeno”

Saluda José Canul Aké con “sombrero ajeno”

0
Compartidos
Google+

CALKINÍ.— Ante un notorio temor de ser cuestionado, el presidente municipal desairó a la ciudadanía al rendir su Segundo Informe de Gobierno ante invitados especiales y personal de la Comuna, no haciendo pública la invitación a su acto para dar a conocer las obras y acciones realizadas.

El acto protocolario para dar a conocer el estado que guarda el Ayuntamiento se realizó en el Teatro “Pedro Raúl Suárez Cárdenas”, donde llegaron acarreados los empleados de José Emiliano Canul Aké, así como políticos, comisarios y agentes municipales, entre otros.

El recinto fue custodiado por decenas de policías municipales y estatales, y por si fuera poco elementos de seguridad vestidos de civiles.

En representación del gobernador del Estado arribó el secretario general de Gobierno, Miguel Aysa González, también acudieron funcionarios estatales y federales.

El alcalde entregó el informe a los regidores y dirigió un mensaje raquítico, donde sólo hizo alusión en su mayoría a obras hechas por el Gobierno del Estado y prácticamente fue nula las acciones que realizó Canul Aké, quien durante el año que se informa se dedicó a realizar viajes por el país.

La lectura fue tan aburrida que algunos trabajadores prefirieron escuchar música o dormir.

Por su parte, el secretario de Gobierno destacó el compromiso del Ejecutivo Estatal en impulsar al municipio con más obras y acciones para beneficiar a los que realmente lo necesitan.

Mientras que las dependencias municipales estaban vacías debido a que todos deberían acudir al informe.

Extraoficialmente se supo que los trabajadores fueron amenazados con descontarles el día sino acudían al informe, donde también acudieron empleados del Sindicato de los Tres Poderes, encabezados por Teresa May.

Tampoco fueron contemplados los medios de comunicación, donde se evidenció la complicidad de la vocera de la Comuna, Linda Huchín Gutiérrez, y en donde solo se vio al frente de la faramaya a la empresa yucateca “Ángulo 90”, quien ni pegándole millones de pesos presentaron un trabajo que pueda hablar bien del munícipe más corrupto que ha tenido Calkiní.

Se hablan de obras que no son palpables, otras como la pavimentación de la prolongación de la calle 23 que sólo benéfica a las familias del secretario particular Édgar Coox, mientras que las que si se hicieron fueron al vapor para “tapar el ojo al macho”, como el de la calle 13 del barrio San Juan, donde es notable la mala calidad de la repavimentación.

Noticia anterior

Detienen a joven que vendía a su hija por Facebook

Siguiente noticia

Prevén para hoy calor y lluvias moderadas